Foto Victoria Gesualdi
Foto: Victoria Gesualdi

La esposa y los tres hijos del narco ecuatoriano José “Fito” Macías, líder de la organización criminal “Los Choneros”, quien se encuentra prófugo de la Justicia y es señalado como uno de los responsables de los actos de violencia que se registran en ese país, fueron deportados este viernes junto a otros cuatro allegados luego de que las autoridades argentinas descubrieran que desde el 5 de este mes vivían en un country de la periferia de la capital de Córdoba y les cancelaran la residencia transitoria para poder enviarlos de regreso a Ecuador, se informó oficialmente.

“Es muy típico que los narcos criminales hagan lo que hizo ‘Fito’. Siempre hacen lo mismo: buscan un lugar seguro para sus familias y que no queden involucradas en las conductas criminales”, dijo este viernes la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en una conferencia de prensa que dio junto a otras autoridades nacionales y cordobesas para dar a conocer los detalles del operativo.

Junto a Bullrich participaron de la conferencia de prensa el ministro de Seguridad de Córdoba, Juan Pablo Quinteros, y los ministros nacionales de Interior y Defensa, Guillermo Francos y Luis Petri, respectivamente.

“Hace pocos días nos sorprendimos con una situación de altísimo peligro en la República de Ecuador, donde un cartel denominado “Los Choneros”, cuyo jefe es apodado ‘Fito’, puso en vilo al pueblo y al Gobierno ecuatoriano, tomando canales de televisión y universidades y matando policías y penitenciarios en las cárceles. ´Fito’ es el jefe de esta banda asesina, se escapó de la cárcel el 8 de enero y, unos días antes, el 5, su mujer con sus hijos y otros integrantes del clan viajaron a la argentina”, explicó la ministra.

De acuerdo a la pesquisa, la esposa de Fito, identificada por fuentes con acceso a la causa como Inda Mariela Penarrieta Tuárez, sus tres hijos y otros cuatro allegados se instalaron en una casa que habían comprado en noviembre pasado en el country Valle del Golf, situado en la periferia de la capital cordobesa, a unos 15 kilómetros del centro de la ciudad.

La información, según las fuentes, llegó de manera anónima por un lado a las autoridades de Córdoba y, por otro, a los detectives de la Policía Federal Argentina (PFA), que comenzaron a trabajar junto con la Justicia de Ecuador y la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar).

Tras ello, explicó Bullrich, la PFA y la Policía de Córdoba, junto con autoridades gubernamentales, desplegaron una tarea mancomunada con el fin de poder deportar la familia del país, para lo cual se contactó a la Dirección Nacional de Migraciones.

Adolfo Fito Macas Foto DPA
Adolfo “Fito” Macías. Foto: DPA

Al respecto, el ministro de Seguridad de Córdoba, Juan Pablo Quinteros, presente junto a Bullrich y el ministro de Defensa Luis Petri y el ministro del Interior Guillermo Francos en la conferencia de prensa, dijo que a través de una resolución de Migraciones se logró cancelar la residencia transitoria de los ocho familiares de ‘Fito’ Macías, lo cual le permitió a la policía retenerlos para su deportación.

“A las 3 de la mañana los trasladamos en un vuelo a Buenos Aires y los entregamos a las 8 a las autoridades nacionales. Afortunadamente ya están en suelo ecuatoriano”, detalló.

Por su parte, Bullrich informó que la familia del narco tenía ingresos al país durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y enero, por lo que cree que la adquisición de la vivienda y la mudanza había sido “planificada”.

Sobre el prófugo Fito, quien se escapó el 7 de enero último de la cárcel ecuatoriana donde purgaba una pena de 34 años de prisión, la ministra dijo que “las autoridades ecuatorianas consideran que está en la parte selvática, pero el antecedente de que su familia haya estado acá nos pone en alerta roja”.





Fuente Telam