Banghó: hubo acuerdo y reincorporarán a los despedidos

Banghó: hubo acuerdo y reincorporarán a los despedidos

A finales de enero, la empresa de computadoras había echado a 183 trabajadores de su planta de Florida. Pasan a ser considerados suspendidos y cobrarán el 70 por ciento de su salario.

Compartir

Luego de la movilización de ayer al Ministerio de Trabajo, los directivos de Banghó y los representantes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) encabezados por su titular, Antonio Caló, acordaron que los 183 despedidos de la empresa tecnológica pasarán a ser considerados suspendidos durante 60 días y cobrarán el 70 por ciento del salario.

Durante la marcha, el máximo dirigente de la UOM se dirigió a los trabajadores y apuntó a la apertura de las importaciones. “Esta movilización, más allá de acompañar a los compañeros despedidos, es a los efectos de mostrarle al Gobierno que nosotros no vamos a tolerar más la apertura de las importaciones como hicieron, porque por eso los trabajadores de Banghó se quedaron sin empleo”.

Respecto al acuerdo con una de las más importantes fabricantes de computadoras, el dirigente sostuvo que “hemos llegado a un entendimiento con la empresa para que los despedidos pasen a ser por 60 días suspendidos y cobrarán el 70 por ciento de sus salarios”, expresó Caló y se manifestó sobre la actualidad del gremio metalúrgico. “La UOM se encuentra en estado de alerta y movilización. En el último año tuvimos 9.000 compañeros que se quedaron sin trabajo y 15.000 suspendidos y no sabemos qué puede pasar con ellos cuando deban reintegrarse a sus empleos en marzo”.

El 24 de enero pasado, los trabajadores tomaron la planta ubicada en Florida para reclamar por los despidos, que se agregaron a los 650 empleados de otras plantas que la empresa había cesanteado.

“Como consecuencia de la eliminación del arancel de 35% para la importación de productos informáticos, PC-Arts Argentina se vio obligada a cerrar una de sus principales plantas de fabricación, ubicada en Vicente López, y a la desvinculación de 205 trabajadores”, argumentó por entonces la compañía en un comunicado, en el que justificaba la medida por la apertura de las importaciones. “Es imposible competir con China”, concluían, apuntando contra las políticas del gobierno de Macri.

Dejar una respuesta