Punta Querandí: vuelven a construir templo guaraní tras grave atentado

Punta Querandí: vuelven a construir templo guaraní tras grave atentado

Hace menos de un mes, la casa de oración y espiritualidad guaraní fue destruida por completo, al igual que algunos carteles que señalaban el sitio arqueológico, público y sagrado. Organizaciones de pueblos originarios denunciaron a un empresario del Opus Dei como autor la maniobra.

Compartir
Foto: Gentileza MDP

A 20 días del grave atentado a un templo de pueblos originarios en Punta Querandí, espacio arqueológico ubicado entre Tigre y Escobar y rodeado de imponentes barrios cerrados, vecinos y militantes de Zona Norte reconstruyeron el espacio de oraciones y espiritualidad guaraní. El templo, llamado Opy, había aparecido completamente destruido el pasado 18 de septiembre, y organizaciones de pueblos originarios habían responsabilizado del atentado a Jorge O’Reilly, presidente de EIDICO, la compañía inmobiliaria que viene sitiando y avanzando sobre ese territorio ancestral.

“Exigimos a las autoridades garantizar el derecho a desarrollar nuestras prácticas culturales y espirituales”, señalaron en un comunicado, luego de iniciar las tareas de reconstrucción que se llevaron adelante el domingo pasado.

“Tenemos que estar de pie, tenemos nuestra raíz muy profunda y así nomás no nos van a cortar la raíz, todas las veces que ellos destruyen una cosa, nosotros vamos a volver a empezar, eso no nos va a hacer bajar los brazos”, señaló hace pocos días la abuela Gladis Roa del pueblo guaraní y vecina de José C. Paz.

Por su parte, Reinaldo Roa, vecino del barrio La Paloma de Tigre, había expresado: “Más fuerza nos van a dar, no nos van a debilitar jamás, vamos a seguir resistiendo por lo nuestro, que es para fortalecer a todos los hermanos del continente y del mundo”.

Foto: Gentileza MDP
Foto: Gentileza MDP

Con la participación de vecinos y militantes de pueblos originarios de la zona norte, integrantes de las culturas guaraní, quechua y wichí, así como miembros de organizaciones populares de la zona, el domingo comenzaron los trabajos de reconstrucción del Opy,traducido frecuentemente como “Casa de oración guaraní”.

Además se pintaron carteles para señalizar el Opy como lugar sagrado guaraní y el respeto que se merece en cumplimiento del derecho de los pueblos originarios a desarrollar sus prácticas culturales y espirituales.

Es el segundo Opy que se levanta en Punta Querandí, luego del atentado a la espiritualidad originaria que significó la destrucción y desaparición total de la primera construcción hace menos de un mes. La semana siguiente al ataque, se llevó a cabo la ceremonia del Ara Pyahu con la participación de unas 200 personas, donde se ratificó la decisión de reconstruir el espacio.

“Exigimos a las autoridades una investigación sobre lo sucedido y que den garantías para que no vuelvan a violentar las construcciones religiosas y espirituales de las distintas culturas indígenas, como la Apacheta, el Opy u otras”, se expresó en un documento firmado durante el Ara Pyahu. Por otro lado, desde el sector político, se presentaron proyectos para repudiar la destrucción del Opy en el Senado Bonaerense y en el Concejo Deliberante de Tigre.

Foto: Gentileza MDP
Foto: Gentileza MDP

El Convenio 169 de la OIT, al que la Argentina adhirió, obliga a los Estados a reconocer y proteger “los valores y prácticas sociales, culturales, religiosas y espirituales” de los pueblos indígenas, así como a tomar “medidas encaminadas a allanar las dificultades que experimenten dichos pueblos al afrontar nuevas condiciones de vida y de trabajo”.

Punta Querandí es un espacio arqueológico, sagrado y educativo que es reivindicado y protegido por familias de distintos pueblos originarios que allí desarrollan su espiritualidad y realizan talleres de enseñanza abiertos a toda la comunidad. Está localizado en el Paraje Punta Canal, entre Maschwitz (Escobar) y Dique Luján (Tigre), rodeado de barrios privados del Complejo Villa Nueva de la empresa EIDICO.

Dejar una respuesta