Compartir

Con un anclaje fuerte en las temáticas sociales, la cantante y guitarrista Inés Bayala presenta en “Fuego” su manera de sentir el folklore. Entre reversiones, temas nuevos, un par de rescates de su primer álbum y citas a canciones emblemáticas de Teresa Parodi y Bersuit Vergarabat, la cantante sanisidrense encara una nueva etapa musical, encarada de manera independiente y donde revisa su obra desde el presente. Luego de la presentación en Café Vinilo, este domingo a las 20 trae su repertorio al Teatro de la Media Legua.

-¿Qué cambió a la hora de reinterpretar tus canciones?

-Todo fue mutando, y decidí encarar el disco con un poco de lo que vengo haciendo en vivo. Hay temas nuevos, donde me animó a sumar violín, guitarra eléctrica y arreglos de cuerdas: es un sonido distinto. Y además quise recuperar dos versiones de mi primer disco “Engualichados”: “A Benito” y “Tristeza (que vienes para quedarte)”, donde participa Raúl Carnota. No se consigue más y no quería que las canciones se pierdan.

-¿Por qué elegiste a Bruno Arias para hacer “¡Fuego!”?

-Él ya había grabado una canción mía, “Ña Lucía” en 2005, y ahora lo invité para hacer “¡Fuego!”, donde hace una especie de rap que fue idea suya. En medio de la grabación me dio la idea, escribí esa parte de la letra y quedó. La canción habla de la violencia de género, es un caso real que ocurrió en 9 de Julio.

-Está muy presente lo social en tus letras.

-Todo lo que pasa me pega y necesito sacarlo para algún lado, como el trabajo infantil, que es un tema que me pegó mucho después de haber sido madre. En “Ni el diablo” lo abordo desde la mirada del niño, que fantasea con estudiar y poder sacar a su madre de la prostitución y la pobreza.

-¿Cómo aparecen las versiones de Teresa Parodi y Bersuit?

-Son temas que me pegaron en el corazón por distintas razones. “La Clementina” es algo muy sencillo y amoroso, esperanzador, donde aparece la fantasía de que con trabajo van a construir su casa, su futuro y salir adelante. Y “El viento trae una copla”, de Bersuit es un himno del desarraigo, y me pega mucho eso de añorar. Después del 2001 se fueron tantos amigos a vivir afuera que es como si yo lo hubiera sufrido. Lo mismo pasa con “Arcilla, río, arena y mar”, que cuenta el exilio de una uruguaya en argentina, con el río de por medio. De alguna manera, la melancolía y el amor resumen la idea del disco.

Cuando recién empezaba a hacerse un camino en el mundo de la música, Inés tuvo la satisfacción que toda compositora de folklore añora: que su obra llegue a las manos y a la voz de Mercedes Sosa, algo que ocurrió con “El anhelo de tu pañuelo”, que la cantora tucumana estrenó en el Gran Rex en 2004. “Fue muy emocionante. Era el día del cumpleaños de Mercedes y estábamos en el teatro con mi familia. En un momento se paró para bailar, agarró un pañuelo y se me caían las lágrimas”, cuenta la cantante, que en paralelo a su aventura solista integra el conjunto Rosa de los vientos.

-¿Cómo nace esa idea?

-Es un proyecto que tenemos junto a Paulina Torres en percusión, Daniela Cesario en piano, Cecilia Fernández en acordeón. Las cuatro tocamos y cantamos, empezamos como un grupo de estudio, armando temas y nos entusiasmamos tanto con la idea que decidimos mostrarlo. Encaramos una grabación con temas nuestros y de autores como Violeta Parra, Gilberto Gil y Fernando Cabrera, quien también participa en el disco. Estamos trabajando con el formato de financiación colectiva para terminar la mezcla y editar, e invitamos a todos a participar del proyecto en larosadelosvientos.com.ar.

*Inés Bayala se presenta juntoa su trío integrado por Andrés Bustos en percusión y Pedro Bragán en acordeón y piano y artistas invitados. El domingo a las 20 en Teatro de la Media Legua, Aristóbulo del Valle 185 –Martínez-.

Dejar una respuesta