Colony Park: procesaron a directivos y ex funcionarios por daño al Delta

Colony Park: procesaron a directivos y ex funcionarios por daño al Delta

Lo dispuso la jueza Arroyo Salgado por considerarlos responsables de alterar las vías navegables del río, en pleno Delta del Tigre, donde entre 2008 y 20011 se avanzó en la construcción del mega-emprendimiento inmobiliario, hoy detenido por orden judicial. Alcanza a ex funcionarios municipales, provinciales y directivos de la firma.

Compartir

La investigación por las irregularidades en la construcción del mega-emprendimiento inmobiliario Colony Park, en pleno Delta del Tigre, que fue frenado en 2011 por orden judicial, tuvo un nuevo avance esta semana: la jueza federal Sandra Arroyo Salgado procesó a directivos de la firma y a ex funcionarios provinciales y del municipio de Tigre cuando Sergio Massa era intendente.

La resolución da por probado que la empresa “Colony Park SA” realizó de manera irregular trabajos de dragado y relleno en el Canal de Vinculación y el Río San Antonio, en la primera sección del Delta de Tigre, una tarea que provocó la alteración de las vías navegables y que contó con el aval de los ex funcionarios ahora procesados. Destaca, además, que lo mismo hizo la firma “Parque de la Isla” en el Canal de Vinculación y en el Río Luján, donde dragó y ensanchó la boca de entrada del arroyo Pacú.

Esta alteración de los cursos de agua navegables, que pertenecen a la jurisdicción provincial y nacional, constituyeron un “daño agravado” establecido en el artículo 184 inc. 5° del Código Penal, según se desprende de la resolución de Arroyo Salgado, que fue publicada por Tigre Verde. “Dichos trabajos de dragado nunca se podrían haber llevado adelante de acuerdo a las normas que regulan la gestión y desarrollo sustentable del medio ambiente; ninguna de las firmas recabó la declaratoria de impacto ambiental y, por tanto, culminó los trámites inherentes a la habilitación; los trabajos de dragado provocaron modificaciones sobre los ríos, arroyos y cursos de agua que el Estado, en definitiva, no había consentido”, según se desprende de la resolución judicial.

Por ello, la jueza federal resolvió el procesamiento de Hugo Damián Schwartz, uno de los responsabes de Colony Park, “por encontrarlo prima facie autor mediato de los delitos de daño agravado y estrago”, al tiempo que embargó sus bienes por unos 35 millones de pesos. Además, resolvió ampliar el procesamiento sobre los empresarios Adrián Gabriel Schwartz y su hermano Sergio Andrés Schwartz y Eduardo Héctor Carrasco, también vinculados a la firma, “por encontrarlos prima facie autores mediatos del delito de estrago, el cual concurre en forma real con el hecho por el cual fueran procesados el 15 de noviembre de 2012”. Sobre los tres también se dictó un embargo de 35 millones de pesos. Otro de los ex directivos procesados es José Billoch, a quien se embargó sus bienes por 25 millones de pesos.

Los ex funcionarios procesados son, por caso, José Manuel Molina, por entonces director Ejecutivo del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible;, Ana María Corbi, ex directora Ejecutiva del mismo organismo; Antonio Grandoni, ex Secretario de Inversión Pública de la Municipalidad de Tigre; Carlos Alfredo Vittor, ex secretario de Control Urbano y Ambiental de Tigre; y Eduardo Mario Cergnul, ex secretario de Gobierno del mismo distrito. Se los considera “autores del delito de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público”, al tiempo que se embargó en 5 millones de pesos los bienes de cada uno.

Un emprendimiento de lujo y un conflicto que continúa

Presentado como “isla privada” en un sitio web todavía vigente, el proyecto comenzó a erigirse en 2008 y fue detenido en 2011, en el marco de una causa judicial radicada en el Juzgado Federal 1 de San Isidro, a cargo de Arroyo Salgado. Colony Park prometió y vendió lotes para construir con todo lujo sobre una superficie de casi 400 hectáreas, para lo cual fueron expulsados de sus tierras cientos de isleños y junqueros, que hoy siguen resistiendo y reclamando justicia.

Hace un mes, estos isleños que conformaron en 2010 la cooperativa Isla Esperanza, volvieron a sufrir un incendio con tintes de atentado, tal como lo informó El Argentino ZN.

El incendio ocurrió el domingo 21 de agosto, alrededor de las 19, en el galpón ubicado en el arroyo Anguila y Paloma, cuando ya estaba anocheciendo. Un vecino vio salir una lancha a toda velocidad, con tres personas dentro. Por detrás, las llamas de unos 7 metros que arrasaron con todo.

En 2008 habían sido desalojados con violencia: sus casas y herramientas de trabajo también fueron quemadas y arrasadas con máquinas. Colony Park estaba llegando para quitarles la forma de vida que llevaban, en algunos casos, hace 40 años.

Dejar una respuesta