Grave atentado a templo de pueblos originarios en Punta Querandí

Grave atentado a templo de pueblos originarios en Punta Querandí

La casa de oración y espiritualidad guaraní desapareció por completo, al igual que algunos carteles que señalaban el sitio arqueológico, público y sagrado. Denuncian a empresario del Opus Dei como autor la maniobra. La nueva avanzada privatizadora.

Compartir
La casa de oración desapareció por completo.
La casa de oración desapareció por completo.

Una casa de oración de pueblos originarios, que iba a ser presentada en los festejos del pueblo guaraní el próximo domingo 25, fue completamente destruida en el sitio arqueológico y espacio de la memoria de Punta Querandí, ubicado entre Tigre y Escobar y rodeado de imponentes emprendimientos inmobiliarios. Organizaciones de pueblos originarios responsabilizan del atentado a Jorge O’Reilly, presidente de EIDICO, la compañía inmobiliaria que viene sitiando y avanzando sobre el territorio de Punta Querandí.

El ataque no sólo arrasó con la casilla construida con troncos, y que representaba un “Opy”, casa de oración y espiritualidad originaria, sino que también avanzó sobre otros símbolos del sitio ubicado en el Canal Villanueva, en Dique Luján, como los carteles representativos del sitio que se viene preservando gracias a la resistencia de numerosas organizaciones de pueblos originarios, de derechos humanos y de lucha contra el avance de los countries en la zona, que además está llena de humedales.

“El Opy es donde nosotros nos encontramos con todas las palabras de nuestros seres superiores. Y lamentablemente esta gente con mucha maldad nos destruyeron todo, ya estaba hecho”, señaló Reinaldo Roa, integrante del pueblo guaraní y vecino del barrio La Paloma de Tigre. “Estoy muy apenado, me siento muy mal, nos siguen invadiendo y destruyendo nuestra cultura, nuestra espiritualidad”, dijo. Y agregó: “Se metieron con un lugar máximo de lo sagrado, esto toca no solamente a los guaraníes sino a todos los hermanos de este continente y del mundo”.

“siguen invadiendo y destruyendo nuestra cultura, nuestra espiritualidad”

Por su parte, Santiago Chara, referente de la comunidad Cacique Ramón Chara de Benavidez (Tigre), destacó: “Me siento con mucha incomodidad, me pone triste porque tocaron algo sagrado de los indígenas. ¿Si les pasara a ellos con una Iglesia cómo se sentirían?”. Sobre la falta de respuestas de los gobiernos para resolver el conflicto de Punta Querandí, el referente qom expresó: “Los funcionarios tendrían que ponerse los pantalones con esto, no pueden mirar para otro lado, parece que tienen miedo o son cómplices en muchos casos porque hay grandes intereses”.

Reinaldo Roa agregó: “Nosotros estamos en nuestro territorio, no estamos ni en el sur ni en el norte. Necesitamos un lugar para poder desarrollar nuestra espiritualidad, para eso es el Opy, que es el primero acá en Buenos Aires, que es territorio de nuestros ancestros”.

ataque-punta-querandi-3
El cartel que indicaba desde hace años el sitio arqueológico también desapareció.

Valentín Palma Callamullo, integrante del pueblo quechua y vecino del paraje Punta Canal, explicó sobre el lugar donde se estableció el Opy: “No fue azarosamente elegido: a pocos metros, Alberto Aguirre, nuestro hermano qom, encontró un fragmento de cráneo en el 2010, y ese lugar ha sido utilizado para preparar las ofrendas de varias ceremonias como el Inti Raymi (año nuevo quechua-aymara)”, relató Valetín.

El militante quechua calificó el hecho como ‘terrorismo espiritual’ y apuntó contra el “grupo de tareas de Jorge O’Reilly”, recordando otros hechos violentos e intimidaciones del pasado reciente. “En el 2010, Juan Bosch pateó nuestra apacheta que es un espacio sagrado andino, en el marco del 12 de octubre”, recordó Valentín, quien agregó la destrucción del acampe en marzo de 2011, unos días antes de la primera jornada de docentes en Punta Querandí y las amenazas de Nicolás Camaño en mayo de 2013, cuando este directivo expresó que los integrantes del MDP “se salvaban” porque estaban en Argentina porque si no terminarían en el río.

Espacio arqueológico y de la memoria

Punta Querandí es un espacio arqueológico, sagrado y educativo que es reivindicado y protegido por familias de distintos pueblos originarios que allí desarrollan su espiritualidad y realizan talleres de enseñanza abiertos a toda la sociedad.

En 2014 también fue declarado Espacio de la Memoria y de interés municipal por el distrito de Tigre, porque allí, en 1982, fueron encontrados los restos de Ana María Martínez, una de las últimas desaparecidas por la dictadura cívico-militar.

Está localizado en el Paraje Punta Canal, entre Maschwitz (Escobar) y Dique Luján (Tigre), rodeado de barrios privados del Complejo Villa Nueva de la empresa EIDICO, cuyo presidente Jorge O’Reilly fue asesor de Sergio Massa. El intendente de Tigre, Julio Zamora, vive en este complejo.

Distintos organismos oficiales como el Consejo Provincial de Asuntos Indígenas, el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas y la Defensoría del Pueblo de la Provincia han avalado la importancia de la recuperación de Punta Querandí, sin embargo el conflicto no se resuelve. El empresario Jorge O’Reilly, miembro del Opus Dei, no cede sus pretensiones sobre el lugar. Y los funcionarios no avanzan sobre sus intereses.

 

Dejar una respuesta