Avanza en la legislatura provincial la prevención del ciberacoso infantil

Avanza en la legislatura provincial la prevención del ciberacoso infantil

Sebastián Galmarini y Micaela Ferraro, ambos legisladores del FR, son los autores e impulsores de esta ley contra el Grooming, que ingresó por primera vez en el 2014 y que acaba de obtener media sanción en la última sesión de la Cámara Alta bonaerense.

Compartir

El proyecto para prevenir el ciberacoso sexual infantil, que tuvo que ser presentado nuevamente en la legislatura por haber perdido estado parlamentario después de haber conseguido media sanción en la Cámara de Senadores, avanza nuevamente.

Sebastián Galmarini y Micaela Ferraro, ambos legisladores del bloque del Frente Renovador, son los autores e impulsores de esta ley contra el Grooming, que ingresó por primera vez en el 2014 y que acaba de obtener media sanción en la última sesión de la Cámara Alta bonaerense.

El caso de Micaela Ortega, ocurrido en mayo pasado, volvió a poner en agenda la necesidad de legislar contra el ciberacoso sexual infantil, un delito que crece y cuenta con un vacío legal e inacción del Estado a la hora de investigar casos. Actualmente, el caso de la joven platense procesada por pornografía infantil luego de subir un video de ella teniendo sexo con un menor de 14 años, vuelve a alertar a la sociedad.

“Es muy difícil atacar estos delitos sin una actuación conjunta desde el Estado con las áreas de Educación, Salud, por ejemplo, para hacerles ver a las familias los peligros que se esconden detrás de Internet y las redes sociales. Todos debemos tomar conciencia de que cuando uno deja a un chico frente al celular, la tablet, la computadora, estamos expuestos a este tipo de abuso”, señaló el senador Sebastián Galmarini.

Ferraro, legisladora de Tigre, donde la campaña de prevención del Grooming tiene su inicio, explicó: “No podemos esperar más para comenzar a implementar medidas de prevención y protección. Es necesario concientizar tanto a padres como a niños”.

En referencia al proyecto de ley presentado en el Senado, Galmarini contó que “surgió luego de que se acercaran desde la ONG Mamá en Línea planteando que había un vacío alrededor de esta problemática a lo que se sumó que durante el proceso de debate del nuevo Código Procesal Penal, el Código Zaffaroni, intentaron eliminar la figura del delito de Grooming del Código nacional. Atrás de esta embestida, planteamos la necesidad de no eliminar el delito y de establecer mecanismos, con las herramientas rudimentarias que tenemos, para avanzar sobre la concientización de una problemática que va creciendo con el desarrollo de nuevas tecnologías, programas, jueguitos y redes sociales”.

“Pero no sólo debemos prevenir a la comunidad, el Estado es el primero que debe comenzar a trabajar con una mirada diferente sobre el tema. No puede ser que por dos twitteros se haya montado un operativo informático desde el gobierno nacional y que cuando a Micaela la contactaron por Facebook el mismo Estado con las mismas herramientas haya llegado cuando ya era tarde”, agregó Ferraro. “El Estado tiene que dejar de llegar detrás de la comisión de un delito, de abusos, robos, incluso violaciones y asesinatos. Es fundamental la prevención”, concluyó Galmarini.

Dejar una respuesta