Tras una semana de paro, vuelve la línea 60

Tras una semana de paro, vuelve la línea 60

Los trabajadores de uno de los servicios más importantes de la Ciudad de Buenos Aires y de Zona Norte llegaron a un acuerdo con la empresa DOTA, tras la muerte de un compañero que fue aplastado por un elevador mientras trabajaba en los talleres de Barracas.

Compartir

A una semana de la muerte de un compañero, aplastado por un elevador mientras cumplía con su trabajo, la línea 60 volverá a funcionar este mediodía. Así lo informaron los trabajadores de la empresa que habían iniciado un paro en reclamo por condiciones de seguridad.

La decisión de levantar la medida de fuerza se tomó ayer, tras una reunión en el Ministerio de Trabajo en la que llegaron a un acuerdo con la empresa DOTA para retomar el servicio. “Acordamos que la empresa debe retomar el control de las cabeceras y que se va a clausurar el taller de Barracas -donde ocurrió el accidente- hasta que se reparen los elevadores. Inspectores de la CNRT y del Ministerio de Trabajo de la Ciudad se instalarán en el taller de Barracas”, señaló a Ambito.com  el delegado Esteban Simonetta. Además, el próximo martes, la empresa deberá presentar una serie de informes de la situación.

Los trabajadores de la 60, una de las líneas más importantes de la ciudad y el conurbano, que recorre Escobar, Pilar, Tigre y llega hasta Constitución, en Capital, cortaron el servicio el viernes pasado, tras la muerte de su compañero David Ramallo, en un hecho que atribuyen a la falta de seguridad que ya venían denunciando en los talleres del barrio porteño de Barracas.

Ramallo, de 35 años, tenía tres hijos, uno de ellos recién nacido, y trabajaba en la empresa desde hacía 18 años. El viernes pasado, cerca de las 11, fue aplastado por un elevador mientras realizaba trabajos de mantenimiento en el taller ubicado en Santa María y Luján. Poco después murió en el Hospital Penna, donde había sido trasladado en grave estado.

Dejar una respuesta