Con un desempate, se aprobó en San Isidro el acuerdo del PRO...

Con un desempate, se aprobó en San Isidro el acuerdo del PRO y el Possismo

Se trata de un proyecto del PRO para la creación de una secretaría municipal de modernización, que tendrá funcionarios de ese espacio político. Con críticas, el oficialismo acompañó y la votación quedó 12 a 12. Por segunda vez en el año, tuvo que desempatar el presidente del HCD para torcer la balanza. ¿Devolución de favores?

Compartir

No es la primera vez que Carlos Castellano, el presidente del Concejo Deliberante de San Isidro, tiene que desempatar una votación que terminó 12 a 12. Una escena que empieza a convertirse en habitual en la nueva conformación del HCD, donde el possismo dejó de tener mayoría automática para aprobar todos sus proyectos.

Pero ahora, para llegar al 12 a 12 necesitan de la alianza política con el PRO: sus dos concejales son fundamentales para inclinar la balanza. Sin ellos, el possismo queda en minoría. Una carta que bien saben jugar: en mayo, los concejales Rosalía Fucello y Rodrigo Seguín, aprobaron con críticas la rendición de cuentas e hicieron saber que a cambio iban a pedir los votos del possismo para la creación de una secretaría para la modernización del Estado.  Una secretaría que se aprobó ayer, finalmente, gracias al acompañamiento oficialista y el desempate de Castellano. Una secretaría que estará comandada por funcionarios del PRO en un municipio que está comandado por el possismo desde el retorno de la democracia.

Esto es lo que vienen denunciando los concejales de la oposición, que desde distintos espacios políticos, como el FPV, el FR, Libres del Sur y Con Vocación, presentaron un dictamen en minoría y votaron en contra del proyecto del PRO.

“El possismo aprobó la mega estructura que le permite cambiar cargos por votos”, señaló el concejal Fabián Brest. Y agregó: “Es vergonzoso que quienes profesan la moral del ‘Cambio’ no tengan ningún tipo de reparo en acudir a la vieja política del toma y daca que tanto dicen combatir. Han generado un antecedente que pone en peligro la gobernabilidad hacia futuro al aprobar este proyecto, ya que, habilita de aquí en más al HCD a modificar la estructura de gobierno de acuerdo al criterio político de la circunstancial mayoría legislativa”.

“Estamos muy a favor de una verdadera y profunda modernización del estado municipal pero el proyecto del PRO y de Posse es una cáscara vacía con un hermoso título”, señaló por su parte Macerla Durrieu, del FR, según publicó Zona Norte Diario. Y agregó, durante la sesión: “Se negaron a escuchar y a introducir mejoras. Da la sensación que les interesan más los 21 millones para pagar cargos que la modernización del Estado”. Al tiempo que señaló: “Si el possismo quiere acordar con el PRO no nos pidan ayuda a nosotros”.

Por su parte, Manuel Abella Nazar de Con Vocación por San Isidro, también cuestionó el acuerdo: “Sorprende el ataque modernizador del oficialismo en San Isidro. Esto es oportunismo político, no hubo voluntad de consensos, hacen una oficina para quedar bien con alguien”.

Los cuestionamientos de la oposición enfurecieron a Fucello, impulsora del proyecto, y negó que se trate de un acuerdo con el possismo: “Entiendo que a veces el ego personal y mezquindades no les permita crecer, porque trabajar de oposición es el camino más fácil cuando faltan los argumentos para debatir y la gestión para demostrar con resultados sus principios e ideologías”, señaló. Y agregó: “Este no es un pago político porque en San Isidro gobierna Cambiemos como en Provincia y Nación”.

Pero el acuerdo por el intercambio de votos por cargos fue reconocido por los propios concejales del possismo: “Los acuerdos existen y significan gran cantidad de cargos en los gobiernos”, señaló Andrés Rolón. “Qué más transparente que un acuerdo entre dos sectores políticos que compartieron lista”, agregó Pablo Fontanet.  “Guardo diferencias con ambos proyectos (…), pero la política necesita de consensos y acuerdos políticos”, señaló Jorge Álvarez antes de votar afirmativamente por el proyecto del PRO.

Dejar una respuesta