Compartir

Un joven de 26 años fue atacado a golpes a la salida de un boliche por una patota de rugbiers en San Isidro y quedó en terapia intensiva, según trascendió hoy.

El hecho ocurrió el sábado 27 cuando el joven, identificado como John Little, fue increpado por un grupo de personas que serían jugadores del Olivos Rugby Club (ORC) y que lo invitaron a medirse a golpes a la salida del local bailable House. Según testigos del hecho, el joven herido se habiía negado a pelear y los violentos, al grito de “traidor”, comenzaron a golpearlo provocándole serias lesiones, informó Clarín.

Según trascendió, John y sus amigos fueron echados por los patovicas de boliche, luego de que fueran a pedir ayuda por las agresiones que estaban recibiendo. Una vez afuera, los agresores concretaron el ataque más brutal, dejando al joven en terapia.

“No molesten”, aseguran los jóvenes que les contestaron los patovicas cuando fueron a pedir ayuda. De inmediato, los echaron del local. Pero además, los amigos del joven denunciaron que en la Comisaría N° 1 se negaron a tomarle la denuncia.

Por los golpes, el joven sufrió una fractura de cráneo y un edema menor en el cerebro por lo que debió ser trasladado de urgencia e internado en el Hospital Italiano del barrio porteño de Almagro. Allí se le realizó una tomografía computada mientras se espera que evolucione pronto.

A la actitud del local bailable, cuyo personal de seguridad no habríaintervenido para mediar y calmar las aguas, se le sumaría la falta de atención por parte de los efectivos de la Comisaría Nº1, de San Isidro, quienes, según los amigos del joven, se habrían negado a tomarles la denuncia.

Dejar una respuesta