Compartir
Fuente: CTA Pilar

“Reporte de posibles conflicto de intereses”, se titula la polémica encuesta que lanzó la semana pasada la firma Johnson & Johnson, ubicada en Pilar, a sus trabajadores. Lo más insólito es que entre las preguntas se requería que los operarios informaran si ocupan u ocuparon un cargo o función en algún partido político.

El cuestionario que difundió el área de Recursos Humanos a sus 400 trabajadores generó tal escándalo que obligó a la empresa a informar que se trataba de un error y que iban a romper los cuestionarios que ya habían sido contestados, según informó a El Argentino ZN Jesús Humaño, titular de la CTA de Pilar.

“No sólo viola todas las leyes y la constitución, sino que además las preguntas son descabelladas para los operarios”, resalta el dirigente sindical, al explicar que entre las preguntas también se pide a los trabajadores que indiquen si trabajó o desempeñó algún cargo en una empresa de la competencia.

La encuesta tiene preguntas tales como: “¿Ocupa o ha ocupado usted en los dos últimos años algún cargo o función en algún partido político?”; “¿Trabaja o ha trabajado en los dos últimos años en el gobierno o en alguna de sus dependencias?”; “¿Es o fue usted socio, dueño o accionista de algún cliente, proveedor o competidor de alguna de las empresas del grupo Johnson & Johnson, en el país y/o en el extranjero, o de alguna empresa vinculada con el cuidado de la salud?”. Esta última, a su vez, fue extendida para saber si algún pariente, de sangre o político, cumple o cumplió algunos de esos roles.

johnson 1
Fuente: CTA Pilar

El insólito cuestionario circuló por la planta, ubicada en la Ruta 8, Km. 63.500, de la localidad pilarense de Fátima, el jueves de la semana pasada y fue duramente contestada por parte de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) de Pilar, a través de un comunicado, en el que calificó la encuesta como “prácticas nefastas”.

“La empresa, mediante su gerencia de Recursos Humanos (…) ha solicitado a sus trabajadores que den cuenta de SU AFILIACIÓN POLÍTICA. Tal solicitud (está) explícitamente vedada por el artículo 73 de la Ley de Contrato de Trabajo, es violatoria de la Constitución Nacional en sus artículos 16 y 43, del artículo 17 de la mencionada LCT, de la ley 23.592, del Convenio 111 de la OIT. Es violatoria de todo el orden jurídico y un nuevo avasallamiento al derecho de los trabajadores”, señala el comunicado. Y agrega: “Una vez más la empresa se presenta fuera de la ley, demostrando desprecio por las normas y por los trabajadores”.

Fuente: CTA Pilar
Fuente: CTA Pilar

Luego, señala: “Amparada en el discurso oficial, en contra de los trabajadores, pretende desarrollar relaciones laborales en un marco de absoluta desprotección, generándose situaciones de precarización y explotación, inadmisibles en el siglo XXI, el siglo de los Derechos Humanos”.

Finalmente, señala su “más enérgico repudio” al cuestionario, e intiman a la empresa a “cesar con tal actitud discriminatoria”, al tiempo que exhortan “a los diferentes organismos del estado a castigar debidamente tal actitud”.

Humaño agregó a este medio que la insólita decisión de la empresa “responde a la sindicalización” que se está gestando en la planta de Pilar, para combatir los niveles de precarización y tercerización del trabajo. “Esta práctica, que podría tener más sintonía con la gerencia que con los trabajadores, en una clara persecución a la organización y la práctica política de sus trabajadores, que es totalmente legal”, finalizó.

Dejar una respuesta