Se aprobó pedido de construcción de rampas en escuelas de Pilar

Se aprobó pedido de construcción de rampas en escuelas de Pilar

La iniciativa fue presentada por la concejal Marcia González, del Interbloque Partido Justicialista Del Pilar. “Debemos pensar a los niños, adolescente y jóvenes como sujetos de derecho y le compete al Estado ser garante del mismo", señaló.

Compartir

La iniciativa fue presentada por la concejal Marcia González, del Interbloque Partido Justicialista Del Pilar, y busca que el municipio realice las gestiones para que se haga efectiva la construcción de rampas, en los Servicios Educativos del Distrito; con el fin de restituir derechos vulnerados de los niños con movilidad reducida.

González invoca la Ley nacional Nº 24.314 que establece el Sistema de Protección Integral de las personas discapacitadas, que modifica la Ley N° 22.431; y que en su artículo 1º establece “la prioridad de la supresión de barreras físicas en los ámbitos urbanos, arquitectónicos y del transporte, con el fin de lograr la accesibilidad para las personas con movilidad reducida”.

“Debemos pensar a los niños, adolescente y jóvenes como sujetos de derecho y le compete al Estado ser garante del mismo y existen marcos normativos internacionales y nacionales que reconocen el derecho de niños, jóvenes y adolescentes a la Educación; y en la responsabilidad ineludible del Estado, para asegurarles el acceso a la misma””, sostiene la edil.

Gonzáles, que además es Jefa Distrital de Educación en Pilar, fundamenta el proyecto con una frase fuerte: “la educación no es un derecho de todos. Para los niños, jóvenes y/o adolescentes con discapacidad o movilidad reducida la escuela puede convertirse en un mundo infranqueable sencillamente por falta de ascensores, rampas de acceso o baños adaptados”.

Para cualquiera que recorra las escuelas del distrito no será difícil comprobar que ingresar a la escuela, algo tan corriente para el común de los niños, se vuelve imposible para aquellos con dificultades de movilidad, si hay que subir escaleras y no hay soluciones alternativas tales como rampas o medios de elevación.

Si bien algunos establecimientos educativos en Pilar poseen rampas que favorecen la accesibilidad para niños, adolescentes y jóvenes; todavía falta mucho para superar estas barreras físicas, que también son culturales, y que se traducen en discriminación y vulneración de derechos.

El articulado es concreto: “Requiérase al D.E la adhesión a la ley Nacional N° 22.431 y su modificatoria Ley Nº 24.314” y al Departamento Ejecutivo “que realice las gestiones pertinentes para que se haga efectiva la construcción de rampas, en los Servicios Educativos del Distrito; con el fin de restituir derechos vulnerados”.

Dejar una respuesta