Compartir

Lorenzo Gigli nació en la última década del siglo XIX en Recanati, Italia, pero en su juventud viajó a Argentina y eligió ser sanfernandino hasta su partida física en 1983. Fue reconocido y premiado como un gran artista, enseñó en la Academia Nacional de Bellas Artes y en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, y su talento es homenajeado en la histórica Quinta El Ombú.

La muestra es una iniciativa del Museo Eduardo Sívori y la Secretaría de Educación, Cultura y Contención Social de San Fernando, que recopilaron una serie de pinturas y esculturas de Gigli producidas entre 1956 y 1970, y trasladaron la muestra a la Quinta El Ombú, para que pueda ser visitada en forma libre y gratuita hasta mediados de septiembre.

La Coordinadora de Artes Visuales del Municipio, Eugenia Azar, analizó la exposición el día de su inauguración: “Se invita a los vecinos a conocer un San Fernando de otra época, con otros paisajes, casas y personajes. Se ven estilos costumbristas y se rememoran las inundaciones que forman parte de la historia del partido. Es un trabajo muy rico e interesante, con muchas obras de gran calidad”, expresó la coordinadora, y destacó la importancia de Gigli en el arte argentino: “Fue contemporáneo y amigo de Antonio Berni y Lino Spilimbergo, con quienes intercambiaba técnicas”.

También estuvo presente Matías Gigli, nieto de Lorenzo, quien brindó una semblanza artística de su abuelo: “La muestra es de un período en el que trabajó en el bajo de San Fernando, muy cerca del río, donde él caminaba y pintaba por las mañanas. En 1966 hubo una inundación muy grande y plasmó la angustia de la gente en sus cuadros; como también otra línea pictórica que llamó ‘el granizo’, una situación dramática para la gente humilde que representó”.

En el mismo sentido se expresó Marta, quien fue suegra del artista y destacó su costado solidario: “A él le encantó vivir en San Fernando porque recuperó temas de paisajes para sus pinturas que la ciudad había perdido y es un honor que su trabajo pueda ser mostrado en su propio barrio. Durante la inundación, él refugió gente en su casa y así se conectó con el Bajo y sus personas”.

La exhibición estará abierta de lunes a viernes de 9 a 17 en Avenida del Libertador 600, esquina General Pinto, con entrada libre y gratuita. Se ofrecen visitas guiadas para escuelas e instituciones.

Dejar una respuesta