Compartir

La primera medalla argentina de los Juegos Olímpicos de Río llegó de manos de la sanfernandina Paula Pareto. La judoca se quedó con el oro, emocionó a todos con sus lágrimas y batió varios récords al mismo tiempo. Es la primera vez en la historia que la Argentina consigue una presea dorada en el primer día de competencia. Y es la primera deportista nacional en colgarse dos medallas olímpicas en disciplinas individuales. La anterior fue de bronce, en Beijing 2008.

La gran Peque venció en la final a la coreana Bokyeong Jeong, en la categoría 48 kilos. En la semifinal, la judoca argentina había derrotado a la japonesa Ami Kondo, que había sido medallista de bronce en el Mundial de Astana 2015. Horas antes, su jornada había comenzado con dos victorias, por ippon a la rusa Irina Dolgova y por waza ari a la húngara Eva Csernoviczki. La judoca, que además se recibió de médica, es oriunda de San Fernando, donde la emoción se sintió más aún que en el resto del país.

¿El oro será su despedida olímpica? Esto decía hace algunas semanas la campeona sanfernandina, en una entrevista con revista Gente:
–Estos serán tus terceros Juegos. ¿Imaginás un cuarto en Tokio 2020?
–Estaría bueno ganar ahí, ¿no? La verdad, siempre pensé que Beijing iba a ser mi debut y despedida de los Juegos Olímpicos. Lo mismo dije cuando participé en Londres, y ahora creo que los de Brasil serán los últimos. Cuando vuelva de Río tengo ganas de dedicarme a la medicina y a ser mamá.

Tras el histórico triunfo, la Peque dijo: “Me tenía fe, sabía que era muy complicado, todos estaban más convencidos que yo”. ¿Sus claves? “La fe, la buena energía, la esperanza de saber que se puede y la confianza del trabajo que hacemos todos los días”. Y remató: “No sé que viene, me voy a dedicar a disfrutar”.

Mirá el clip de “La Peque”, que hicimos desde El Argentino ZN en su homenaje:

Dejar una respuesta