Polémica por restricción en la atención de hospitales de Zona Norte

Polémica por restricción en la atención de hospitales de Zona Norte

La medida alcanza a Luán, Pilar, San Isidro y Capilla del Señor. Buscan frenar el crecimiento de la demanda de atención a costa de no atender a vecinos de otros distritos. Quejas y repudios.

Compartir
El hospital de Pilar dejó de recibir pacientes que no son del distrito desde que asumió Ducoté.

La polémica restricción en la atención hospitalaria en algunos distritos del conurbano norte volvió a estallar luego de que el municipio de Luján se sumara a la medida. La decisión, que ya se aplica en San Isidro, Pilar y Capilla del Señor, consiste en atender sólo a vecinos del distrito ante la gran demanda de atención médica en los hospitales públicos.

“En Pilar esta restricción existe desde que asumió el nuevo gobierno municipal, porque consideraron ahorrar gastos a costo de la salud de la gente”, se quejó Mirta Ortega Sanz, médica del Hospital Sanguinetti de Pilar y titular de la Asociación de Profesionales de la Salud (CICOP) del distrito. Y agregó, en diálogo con El Argentino ZN: “Recibimos unas 600 consultas por día, es cierto que es una barbaridad, pero se resuelve poniendo un médico clínico y un consultorio más, no echando gente.

Las administrativas de la mesa de entrada del hospital de Pilar deben filtrar el ingreso de pacientes a través del DNI. Si en el documento aparece una dirección que no pertenece al distrito, la persona no es atendida. “Esto es tremendo, Los médicos no podemos negarnos a atender a un paciente, sobre todo cuando viene con dolor. Sólo cuando entran a los gritos y algunos médicos escuchamos salimos a ver qué les pasa, porque no todos aceptamos esta reglamentación”, relató.

Y contó que a pesar de la restricción, a demanda de pacientes se mantiene estable, en unas 600 consultas por día: “Es que se incrementó mucho la llegada de pacientes al hospital público, debido a que muchos perdieron el trabajo o no pueden pagar más la prepaga”.

El concejal justicialista, Federico Achaval, denunció ante Clarín que en el Hospital de Pilar, además, “faltan insumos y las instalaciones son insuficientes”. Y agregó: “El intendente Nicolás Ducoté debería reiniciar de forma urgente las obras de construcción del Hospital Central que se encuentran paralizadas hace 7 meses”, agregó.

En San Isidro, por caso, la medida lleva más tiempo implementándose y ya había causado polémica cuando se instaló: para poder ser atendido en el hospital Central, el vecino de haber adquirido su tarjeta de ciudadano del distrito. Tras reanudarse la noticia, a raíz de la decisión tomada en Luján, la concejal Elizabeth “Lili” Aguirre, de Libres del Sur, adelantó que en los próximos días presentará un proyecto en Concejo Deliberante para abordar el tema. “La salud como derecho debe ser garantizada por el Estado y los gobiernos vigentes, debiendo ser la política pública transversal a las políticas locales. Por lo tanto, expreso mi repudio a esta fragmentación que generan entre los ciudadanos locales (aquellos que sí acceden a las prestaciones de atención que brindan los hospitales) y los ciudadanos vecinos (quienes no pueden acceder a la atención en hospitales municipales linderos a su lugar de residencia)”, señaló en un comunicado.

Por su parte, el concejal Juan Medina (FR), recalcó que “de los $890 millones presupuestados para destinar a salud pública, solo $267 millones corresponderían a recursos municipales”.

En contrapartida, en el distrito vecino de Escobar se inició la ampliación del Centro de Salud Pediátrico municipal en Maquinista Savio. Pero no hay reservas para la atención. “En Escobar no preguntamos de dónde son o dónde viven, sino qué les duele”, dijo el jefe comunal Ariel Sujarchuk.

Los límites dispuestos por los municipios en los hospitales ya generan malestar en la Provincia, donde funcionan 120 hospitales municipales. A nivel provincial hay una ley que garantiza el derecho a la salud, pero los municipios se escudan en su autonomía para poner sus fronteras. “Debemos asegurar el acceso a la salud de todos los habitantes. El desafío es optimizar los recursos existentes en todos los sistemas: público, privado y de los tres estamentos estatales”, dijo a Clarín el director de Redes y Regiones Sanitarias, Raúl Pitarque.

Dejar una respuesta