Pilar: otra grave denuncia por violencia institucional contra policías locales

Pilar: otra grave denuncia por violencia institucional contra policías locales

Dos mamás denunciaron a una policía mujer, vecina del barrio Las Margaritas, por agredir y amenazar a sus hijos de 14 años con un arma 9mm. El episodio ocurre una semana después de la marcha contra otros abusos de efectivos locales. Qué dijo el jefe de la fuerza.

Compartir

A una semana de la marcha contra la violencia institucional por parte de policías locales de Pilar, una nueva (y grave) denuncia por abusos y violencia contra adolescentes sacudió el distrito. Los padres de algunos jóvenes del barrio Las Margaritas realizaron una denuncia policial contra una oficial de la fuerza local y su marido que atacaron el sábado por la noche a un grupo de jóvenes que se dirigían a una fiesta de disfraces, luego de una pelea con otro grupo de chicos.

“Los amenazaron con un arma 9 mm, hicieron tiros al aire, a uno de los chicos lo arrastraron dos cuadras tomándolo del cuello y apuntándole la cabeza con el arma, y a mi hijo casi le pegan un puntazo. Se salvó porque tenía una campera gorda, pero le dejaron una marca en el abdomen”, relató Melina Galarza a El Argentino ZN. “Lo llevamos al hospital, dejamos todo asentado en el expediente”, agregó.

Todo ocurrió alrededor de las 21, según relata Galarza, cuando el grupo de adolescentes de entre 14 y 15 años se estaba pintando y arreglando para asistir a una fiesta de disfraces, en una vivienda ubicada en El Ñandú esquina El Zorzal. “En un momento pasó una banda de chicos, que se conocen entre ellos, pero comienzan a discutir. Uno de los chicos golpeó a otro, que resultó ser hijo de una mujer de la policía local. La mujer salió con el marido de su casa y comenzó a perseguir en auto a los chicos, delante de todo el mundo en el barrio, porque era temprano y estaba lleno de criaturas”, relató. Y agregó: “Los corrieron por todo el barrio, con linternas y amenazándolos con el arma, haciendo tiros al aire. Incluso encontramos una vaina que también fue adjuntada en la denuncia”.

Karina Alonso, madre de otro de los menores agredidos, relató que su hijo fue interceptado por la mujer policía cuando el chico estaba hablando con un vecino. “Ella venía tirando tiros y los chicos se desparramaron. Al ver a mi nene lo agarró de los pelos, de la mochila y lo arrastró media cuadra, junto a su marido. Lo apuntaron con un arma y se lo llevaron a patadas, eso me contaron los vecinos”, relató en diálogo con el portal Pilar de Todos. Y contó que cuando encontró a su hijo, “la Policía lo tenía apuntándole la cabeza, dándole con la 9 mm, pidiéndole que le dijera quién le había pegado al amigo de su hijo”, agregó Alonso.

La mujer contó además que por el llamado de los vecinos, habían llegado uniformados de distintas fuerzas “que no hacían nada”. Ambas mamás realizaron la denuncia en destacamento de Agustoni, y están siendo patrocinadas por la abogada Lucía Ransenberg, una de las referentes de la Campaña contra la Violencia Institucional de Pilar.

“Esto se está convirtiendo en una modalidad de la Policía Local. Todas las semanas hay denuncias y casos de chicos que son sometidos a agresiones, agravios e insultos por parte de los uniformados. Hay una estigmatización grande de los adolescentes, sobre todo si andan vestidos con ropa deportiva o gorrita. Y es la segunda vez que en dos semanas atacan a mi hijo”, relató Galarza.

Sucede que el 26 de junio pasado, alrededor de las 18, su hijo con sus amigos fueron interceptados en el centro de Pilar por efectivos de la Policía Local, donde los cacharon, e quitaron las zapatillas y el abrigo, “y lo dejaron en torso, durante 20 minutos contra la pared, a pesar del frío”, relata la mujer.

Este episodio llevó a que vecinos y organizaciones sociales, junto a la Campaña contra la Violencia Institucional de Pilar, realizaran una marcha el pasado 4 de julio, desde la Plaza 12 de Octubre, que recorrió la Municipalidad, la Comisaría 1ª, la Fiscalía y terminó en la puerta de la academia de la Policía Local.

A principios de junio, en tanto, la Dirección de Derechos Humanos de Pilar denunció por violencia institucional a la Policía Local, por algunos casos que ya se habían registrado de abuso y lesiones. Uno de ellos tuvo gran repercusión en las redes sociales y en los medios locales, donde circularon videos del abuso. Se trata del caso de Laureano de la Peña, un joven de 25 años que denunció haber sido golpeado salvajemente por un grupo de cinco efectivos de la Policía Local, en la madrugada del 29 de mayo, a la salida del Mc Donald’s ubicado en la intersección de Ruta 25 y Panamericana.

Anoche, el titular de la Policía Local, el comisario Guillermo García, señaló que el caso “está siendo investigado por Asuntos Internos y por la Fiscalía de Pilar”, señaló el portal Pilar de Todos. Y agregó que la mujer fue “desafectada del servicio hasta que se resuelva su situación” y que “no estaba de servicio, por lo que no es un problema de la Policía Local sino de vecinos”.

Dejar una respuesta