San Fernando: comienza el juicio por “intento de homicidio y femicidio” a...

San Fernando: comienza el juicio por “intento de homicidio y femicidio” a una docente

El acusado de dejar en terapia intensiva a la maestra Cinzia Pellegrini llega en libertad al juicio. "Él pasea impunemente por San Fernando. Tengo miedo de cruzármelo y sufrir un ataque de pánico", dijo la víctima. Movilización de la comunidad educativa para acompañarla.

Compartir
Marcha tras el ataque a Cinzia Pellegrini, en marzo de 2015.

La maestra Cinzia Pellegrini está ansiosa y nerviosa. Hoy al mediodía comenzará el juicio a Gustavo Garay, acusado de “intento de homicidio y femicidio” por haberla atacado a trompadas y patadas el 3 de marzo del año pasado en la Escuela Especial 503 de San Fernando, donde ella trabajaba como vicedirectora y él llevaba a su nena. Aunque los golpes la dejaron en terapia intensiva, Garay nunca estuvo preso. “Hace una semana que ni duermo de solo pensar que no se presente. Quiero que esto termine”, expresó la docente.

El juicio se realizará en el Tribunal Penal 5 de San Isidro, con audiencias desde hoy hasta el miércoles. Una semana más tarde podría conocerse la sentencia. En caso de ser considerado culpable “puede terminar preso: con un mínimo de cuatro años y un máximo de 12, con cumplimiento efectivo”, aseguró la mujer. Sin embargo, hasta el momento “él sigue suelto por la calle, porque el abogado de él en cuatro instancias apeló. Mi abogado dijo que iba a hacer lo imposible porque lo detuvieran antes del juicio”.

Más de un año después del ataque, la docente no pudo volver a la escuela y sigue bajo tratamiento. “No volví a trabajar, ni siquiera lo pienso. Porque él pasea impunemente por San Fernando. Él va, viene, hace su vida. La psicóloga me dice que me quede tranquila, que no me va a reconocer. Pero yo sí lo conozco. Tengo la cara de él en mi cerebro. Tengo miedo de cruzármelo y sufrir un ataque de pánico”, relató Pellegrini en diálogo con El Argentino ZN. “Quiero volver a mi vida cuando esto termine”, agregó.

La feroz agresión, con golpes y patadas, le provocó a Pellegrini un hematoma en el cerebelo y una fractura en el hueso occipital, además de algunas dificultades de estabilidad motriz por las que tuvo que hacer tratamiento de rehabilitación. Más de un año después, siguen existiendo secuelas: “Para poder sacarme el coágulo me sacaron parte del hueso, entonces estoy desplaquetada. En esos dos lugares deberían volver a colocarme las placas”, dijo la maestra.

El caso de Cinzia indignó y movilizó a toda la comunidad educativa de la región. El año pasado se realizaron masivas marchas, tanto para reclamar más medidas de protección como para exigir Justicia. Hoy, para acompañarla en el juicio, docentes de distintos gremios -Suteba, ATE, FEB- acordaron concentrar desde las 10.30 frente a los Tribunales de San Isidro. “La lesión de Cinzia fue la más grave sufrida en la historia de las agresiones a docentes en nuestro país. Es un récord triste. Vamos a acompañarla como Frente Gremial Docente de San Fernando. Estamos esperando que a este violento lo condenen como tiene que ser, para que lo de Cinzia no sea una anécdota más sino un punto de inflexión en la historia de los docentes agredidos en la Provincia”, dijo a este medio Marcelo Ruggiero, de la Federación de Educadores Bonaerenses.

La semana pasada, Pellegrini fue recibida por el ministro de Educación provincial, Alejandro Finocchiaro, quien anunció que se trabaja en un proyecto para incrementar las sanciones a quienes agredan a docentes. “Hace rato que venimos fogoneando la ley para que salga. Tuvo que pasar esto para que pueda salir”, lamentó Ruggiero. Además de la movilización sindical, se espera una gran presencia de docentes no agremiados durante el juicio, especialmente de la comunidad educativa de la Escuela 503.

Dejar una respuesta