El crimen del agenciero: la gota que colmó el vaso

El crimen del agenciero: la gota que colmó el vaso

Un nuevo homicidio en ocasión de robo en Pilar desató la indignación de los vecinos. Tras el asesinato de Fernando Novelli, el sábado por la noche, la comunidad convoca a marchar mañana, con velas, para reclamar seguridad y justicia. Es el séptimo caso en lo que va del año.

Compartir

El asesinato de un conocido comerciante en pleno centro de Pilar parece haber marcado un punto de inflexión. En un distrito que ya venía alzando la voz para denunciar el incremento de la inseguridad, el crimen del agenciero Fernando Novelli fue la gota que colmó el vaso. Apenas habían pasado unas pocas horas del homicidio cuando la comunidad ya estaba anunciando a una marcha para exigir justicia. Será mañana a las 20, desde la Comisaría Primera hasta la Plaza 12 de Octubre. “Llevá una vela, no te olvides. Ganemos el derecho a vivir”, dice la convocatoria.

Fernando Novelli.
Fernando Novelli.

Novelli, de 38 años y padre de dos hijos, tenía una agencia de lotería a metros de la plaza central. El sábado por la noche, durante el partido de Argentina por la Copa América, sufrió un violento robo en el local. Los delincuentes escaparon en moto y Novelli decidió perseguirlos. Cuando estaba por alcanzarlos, según los testigos, uno de los asaltantes se dio vuelta y le disparó en el pecho. Una médica que estaba cerca del lugar intentó reanimarlo, pero el comerciante falleció en el acto.

Se trata del séptimo caso de homicidio en ocasión de robo en lo que va del año. Por eso, la indignación fue inmediata y va en aumento. Hasta fue increpado el intendente, Nicolás Ducoté. “Es un día muy difícil para todos los pilarenses. Anoche mataron a Fernando, joven y querido vecino y comerciante de Pilar. Después de lo ocurrido estuve en el lugar para poner a la Municipalidad a disposición de la Fiscal y acompañar a la familia de Fernando. Me comprometo a trabajar para que se haga justicia en este y en todos los casos que no nos dejan vivir en paz. Esto se tiene que terminar de una vez por todas”, escribió el domingo el jefe comunal.

bannerLas redes sociales también fueron el canal para las expresiones de bronca y dolor de los vecinos. Y no tardó en comenzar a circular un banner para la convocatoria de mañana. Los asesinos del agenciero, en tanto, no fueron identificados ni localizados por la Policía. Ayer, cientos de parientes, amigos y vecinos despidieron a la víctima. Su familia, en tanto, emitió un comunicado agradeciendo el apoyo y anticipando que no estará presente en la movilización, por no estar aún preparados para afrontar semejante situación. “Reclamaremos justicia por Fernando, pero en otro momento”, indicaron.

Los antecedentes

Los pilarenses contaron siete homicidios en ocasión de robo desde que comenzó 2016. En febrero, un efectivo de la Federal fue asesinado cuando transitaba por la Panamericana. Diego Hernán Gamarra, de 37 años y oriundo de Maquinista Savio, circulaba en moto cuando fue interceptado por delincuentes que le sustrajeron el rodado y lo mataron.

A principios de abril, una jubilada brasileña de 78 años fue salvajemente asesinada en su casa de Pilar. La víctima se llamaba Shirley Pacheco y vivía en 11 de Septiembre al 1100, donde fue atacada a martillazos en la cabeza por un ladrón que le robó dinero, herramientas y otras pertenencias. Días más tarde fue acusado por el crimen un hombre que realizaba tareas de jardinería para la anciana. Lo habían detenido en el marco de otro robo y quedó implicado por tener en su poder un serrucho zapallero y otras herramientas de la anciana.

Semanas después, un hombre de 42 años que trabajaba como mensajero fue asesinado durante un intento de robo en la ruta 25. Si bien en un primer momento trascendió que Simón Olmedo había fallecido en un accidente de tránsito cuando conducía su moto, luego se supo que había recibido un tiro en el pecho tras resistirse a un robo.

Apenas unos días más tarde mataron a golpes a un jubilado asesinado en su casa. Según las primeras pericias, habría sido atacado con su propio bastón. El anciano, identificado como Rubén Smith, de 70 años, fue encontrado muerto en su casa por sus familiares. Estaba tendido sobre una cama y golpeado. Ocurrió en la calle Paraguay al 500, del barrio Agustoni. Los ladrones se llevaron dinero, un televisor y un equipo de audio.

En mayo, en tanto, falleció un hombre de 31 años que había sido víctima de una entradera en Monterrey. Nelson Flores, de 31 años, murió en el Hospital de Pilar, tras un mes de agonía. Había sido asaltado el 18 de abril, cuando estaba en su casa junto a su familia, en Vieytes al 1000. Cuatro delincuentes ingresaron a la vivienda, golpearon a sus habitantes y se llevaron dinero, tarjetas y celulares. Antes de escapar, balearon a Flores.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta