San Isidro: la concesión de los parquímetros pone en aprietos al possismo

San Isidro: la concesión de los parquímetros pone en aprietos al possismo

Sin mayoría automática, el oficialismo tuvo que suspender el tratamiento de una nueva licitación del servicio. El estacionamiento medido está concesionado hace más de 20 años y es cuestionado por presuntas irregularidades en el contrato.

Compartir

El sistema de estacionamiento medido en San Isidro, que data de hace más de 20 años, acorraló al possimo en el Concejo Deliberante, que tuvo que suspender hoy el tratamiento de una nueva licitación. Sucede que, ante el inminente vencimiento del contrato con SISTE, la empresa que tiene la concesión del servicio, la oposición y la duda de sus aliados del PRO hicieron tambalear la aprobación de una nueva licitación.

El proyecto del oficialismo, por caso, busca replicar el mismo sistema de contrato que rige desde 1992: entregar la concesión de los parquímetos a una empresa privada por 20 años más, a cambio de obras para la remodelación de centros comerciales a cielo abierto. Pero además, pretenden volver a prorrogar el servicio a la actual empresa por seis meses más, hasta que se llame a una nueva licitación.

La continuidad de la empresa actual, que ya recibió una prórroga en 2007, es uno de los puntos más cuestionados por los concejales de la oposición. Y de hecho, a fines de 2014 le valió una denuncia penal a Posse por presuntas irregularidades en el contrato. “Con este sistema, la empresa hace las obras en los primeros 4 o 5 años, tiempo en el que amortiza los gastos con la recaudación de los parquímetos. Los 15 años restantes tiene una ganancia exponencial: calculamos que en la actualidad, SISTE se lleva entre 15 y 20 millones por año por el servicio de parquímetro sin poner un solo peso al municipio”, recalcó el concejal Fabián Brest, del FPV.

Es que hoy hay cerca de 1800 parquímetros en San Isidro, por el que se paga 5 pesos la hora, pero que pasaría a costar 6 pesos a partir de mes que viene, en caso de que se prorrogue el contrato de SISTE. Con la prórroga, el oficialismo esta vez asegura que los ingresos irían a las arcas municipales y que se le pagaría a SISTE un 10% de lo recaudado.

Otra de las críticas, por caso, es que siga pensándose en utilizar parquímetros, un sistema considerado obsoleto y que vive con deficiencias en el servicio. “Ya no se utilizan más los parquímetros en ningún lado. Las nuevas tecnologías permiten sistemas mucho más prácticos y precisos, que hasta se realizan por control de monitoreo informático. Nosotros sacamos un dictamen de minoría para que se municipalice el sistema, para que el ingreso del sistema medido de estacionamiento sea para el municipio, y para que se empiece a utilizar un sistema más moderno”, agregó Brest.

“Desde Con Vocación también sacamos un despacho en minoría, muy parecido al del FPV. Todos en la oposición estamos en contra de canjear la concesión por obras: el pliego está más pensado para una empresa constructora que para una de estacionamiento”, señaló por su parte el concejal Manuel Abella Nazar. En efecto, los 12 concejales de la oposición, que responden al FPV, al FR, a Con Vocación y Libres del Sur emitieron hoy un comunicado en el que rechazan el proyecto del possismo y destacan cuál es su planteo: “La derogación de la ordenanza por la cual se otorga la concesión del estacionamiento tarifado; la  municipalización y modernización del estacionamiento tarifado en los centros comerciales del distrito; y terminar con las licitaciones a la medida de empresas amigas”.

La unidad de la oposición, que en total suman la mitad de los concejales, es uno de los puntos que hace tambalear este año al oficialismo en el recinto y que lo llevó a levantar el tratamiento programado para hoy, última sesión del mes. “La concesión se vence el 30 de junio, no hay otra sesión. Van a tener que llamar a una extraordinaria antes de esa fecha, algo que les da tiempo para ver cómo se rearman: si la sesión era hoy, sabían que los 12 de la oposición votábamos en contra y que estaba en duda la votación de los dos concejales del PRO. Con este escenario, el oficialismo podría haber perdido 14 votos contra 10”, recalcó Abella.

Es que este año el possismo no cuenta con mayoría automática, un privilegio con el que sí contaron los últimos 20 años. Hace un mes, también estuvo a punto de perder una votación: durante el tratamiento de la rendición de cuentas 2015, el cuadro quedó 12 a 12, un empate que el oficialismo alcanzó gracias a los concejales del PRO. La aguja se torció a su favor debido a que tuvo que desempatar el presidente del Concejo, Carlos Castellano.

Consultados por El Argentino ZN, desde el bloque de concejales del oficialismo aseguraron que aún están analizando qué hacer con el proyecto, y que por ahora no harán declaraciones.

Dejar una respuesta