Compartir

El intendente de Tigre, Julio Zamora, recibió a Víctor “Vitico” Bereciartúa para entregarle de una copia del decreto que en 2014 homenajeó al músico por sus años de trayectoria y lo declaró “Canciller del rock tigrense y argentino”. Cabe recordar que en el último mes de marzo, la casa del bajista de 68 años ubicada a la vera del Río Luján, sufrió un incendio como consecuencia de una falla eléctrica, que redujo la propiedad a cenizas provocando pérdidas económicas y afectivas.

Tras la reunión con el jefe comunal, Vitico manifestó su alegría por el reconocimiento: “Estoy orgulloso y se ve que algo ha cambiado con los años. Que el Estado reconozca al rock como parte de la cultura es algo que esperábamos hace mucho tiempo. Personalmente, que me nombren a mí como alguien destacado de Tigre, es un honor”.

Del encuentro también participó el director de la Agencia de Cultura, Daniel Fariña, quien señaló: “Recientemente Vitico sufrió la desgracia de perder su casa y muchos recuerdos a causa de un incendio. Nos solicitó una copia del decreto y consideramos que es una forma de restituirle parte de sus bienes más queridos”, expresó el funcionario y adelantó un futuro show del músico en el municipio. “Iniciamos tratativas para que se presente en alguno de los teatros de Tigre y esperamos concretar la fecha para la primavera”, concluyó Fariña.

El decreto fue firmado originalmente el 30 de abril de 2014, y además declaraba de “interés municipal” un show que se realizó en honor al bajista en el Teatro Niní Marshall, que contó con la participación de músicos de renombre y donde volvió a juntarse la formación clásica de Attaque 77 luego de cinco años.

Vitico es un músico de larga trayectoria del rock nacional. Después de pasar por grupos como Alta Tensión y La Joven Guardia se unió a La Pesada del Rock and Roll, el supergrupo que lideraba Billy Bond y que solía ensayar en la mítica casona del delta. Allí también empezó a cobrar forma Riff, el grupo que armó junto a Pappo y que configuró el sonido pesado del rock local en los primeros ’80. Fue por entonces cuando Pappo lo bautizó como “Canciller”, por su diplomacia para tratar los conflictos que el propio guitarrista generaba. Desde el año 2002 lidera Viticus, grupo con el que editó cuatro álbumes de estudio y dos en vivo.

Dejar una respuesta