Denuncian al Hospital de Vicente López y al Pami por no a...

Denuncian al Hospital de Vicente López y al Pami por no a atender a una abuela descompensada

Tiene 81 años, una enfermedad cardíaca y había sufrido un ataque respiratorio por una neumonía. Su familia tuvo que llamar a la Policía para que la atendieran. Una pesadilla de más de 6 horas a la madrugada.

Compartir

Una vecina de Vicente López, de 81 años, sufrió una descompensación respiratoria agravada por una enfermedad cardíaca, pero su familia tuvo que llamar a la Policía para que el Pami le enviara una ambulancia más de seis horas después. Previamente, la habían llevado al Hospital Municipal Houssay, su hospital designado por el mismo Pami, pero se negaron a atenderla por falta de camas.

Su familia, indignada, denunció penalmente al Hospital Houssay y al Pami, y publicó el caso por las redes sociales: la desconcertante historia se viralizó fuerte, mientras la anciana continúa internada con una “neumonía aguda grave, asociada a insuficiencia cardíaca” en una clínica de alta complejidad en el barrio porteño de Once, único centro de salud donde encontraron lugar.

La “pesadilla” ocurrió el domingo 6 de junio, y comenzó cerca de las 22.30 cuando la abuela, que estaba internada en una clínica psiquiátrica de Munro por un brote psicótico, sufrió un ataque respiratorio por una neumonía. En la institución psiquiátrica le pusieron oxígeno y llamaron al Pami y a la familia de la señora para llevarla a un hospital. “Como la ambulancia del Pami no llegaba y mi abuela estaba cada vez peor, desde la clínica ofrecieron trasladarla hasta el Hospital de Vicente López en una de sus ambulancias privadas. Pero en la guardia no la quisieron atender, aduciendo que no había lugar, y nos mandaron a recorrer hospitales con la ambulancia hasta encontrar un hospital vacío”, relató Sabrina Griep a El Argentino Zona Norte. Y agregó:A mi abuela se se le negó la atención, no dejaron ni que la entraran con la camilla, en el Hospital donde capita por el servicio del Pami. Esto es abandono de persona”.

Ante la falta de respuesta, volvieron a la clínica psiquiátrica. “Pero mi abuela seguía descompensada, necesitando de la asistencia de oxígeno. Entonces mi mamá volvió a llamar al 107, donde le dijeron que siga esperando al Pami. A las 4 de la madrugada, como no llegaba la ambulancia de traslado, terminamos llamando al 911”, relató. Recién con la presencia de la Policía, que intervino en el lugar y llamó al Pami, la ambulancia llegó 15 minutos después, aduciendo que recién habían encontrado una clínica con cama para recibir a la mujer.

“Los mismos policías nos recomendaron hacer la denuncia, que la concretó mi mamá al día siguiente, en la comisaría de Vicente López”, destacó Sabrina. Y agregó: “No es la primera vez que nos pasa. En noviembre del año pasado mi abuela se cayó y se quebró el tobillo, en el Hospital de Vicente López también se negaron a recibirla. Ella era muy independiente, pero esto la tiró abajo: estuvo dos meses en una cama, porque no la quisieron operar por su problema cardíaco. Después de eso nunca se repuso del todo, terminó con problemas psiquiátricos”.

Sabrina publicó la historia en su facebook, con las imágenes de las denuncias, y tuvo muchísima repercusión. “Quiero que todo el mundo se entere de esto, y recibí muchas adhesiones y relatos de personas a las que les pasó lo mismo. ¡No puede ser que hayamos tenido que llamar a la Policía! Mi abuela vivió toda la vida en Vicente López y no la reciben ni tiene donde ser atendida”, se quejó. 

 

Dejar una respuesta