Compartir

La pasarela, las tablas, el escenario.. Desde la adolescencia, la vida de Carolina Peleritti transitó entre flashes, miradas, recelos y aplausos. Se hizo (muy) conocida como modelo top, luego se volcó a la actuación donde asumió riesgos y cosechó elogios, y actualmente pone la energía en el viejo berretín de la canción, abordado con estirpe folklórica y pasión arqueológica. “Cada región de nuestro país tiene sus ritmos y sus formas de tocar. Me gusta poder viajar y respirar el ambiente del que salieron esos sonidos, porque ayuda a entender mucho más qué quiso contar cada autor”, cuenta Peleritti, que se presenta con su banda el sábado a las 21,30 en el Teatro de la Media Legua, Aristóbulo del Valle 185 -Martínez-.

-¿Cuál es el criterio para elegir en un repertorio tan amplio como el del folklore?
-Tiene que ser algo que me emocione. Después, en el ejercicio de la escucha y en los ensayos grupales, a veces pasan cosas con las canciones y vamos por ese lado, y otras veces quedan en el camino. Hay tantos autores desconocidos, tantas joyas que no se han encontrado, que me siento buceando entre tesoros.

-¿Qué lugar ocupa la música en su carrera?

-Lo estoy viviendo como algo muy natural. Hace ocho años subí a cantar con Jaime Torres en Humahuaca, y desde ese momento sentí que no iba a volver atrás y ya nunca dejé de cantar. Participé junto a otras cantantes de la hermosa experiencia de “La jaula abierta”, me presenté durante 2013 en formato trío, recibo invitaciones de otros músicos. Es algo que me hace muy feliz.

-¿Cómo la recibió el ambiente de la música?

-Con mucho amor. Desde que entré de la mano de Jaime me sentí bienvenida y abrazada, creo que porque soy respetuosa y le dedico mucho tiempo a lo que hago. Parece que voy a tranco lento, pero transito sin pausa.

-¿El paso de la modelo a la actriz también fue ameno?

-Eso fue más difícil, porque había mucho prejuicio. Siempre tuve que estudiar y perfeccionarme, algo que siento necesario para abordar cualquiera de los caminos que elegí. Pero todo tiene que ver con escenarios y formas de expresión que me ayudaron al llegar acá y que con el tiempo fui naturalizando. Hay cosas de la modelo que todavía están en mí, pero me puse más austera.

-¿Cuánto de la modelo y de la actriz hay en la Peleritti cantante?

-En el escenario soy yo. La modelo y la actriz ayudaron a quitarme la inhibición y la interpretación me permite mostrarme tal como soy. Acá no hay ningún personaje.

Un camino reservado a los escenarios

Luego de presentarse en Martínez, la agenda de la actriz y cantante seguirá el 19 de junio en el Teatro Roma Avellaneda y el 1° de julio en el BeBop Club, de San Telmo. Mientras tanto, el disco puede esperar. “Me propuse salir a cantar, a animarme al contacto directo con la banda y con el público, y por ahora de eso se trata. Ya llegará el tiempo de grabar”, cuenta Peleritti, que actuará acompañada por Diego Moller en violín, Franco Carzedda en percusión afrolatina, Julio Martínez en saxo barítono, Daniel Tejeda en bombo y Fernando Villareal en guitarra.rsz_pelleriti_c_banda

-¿Quiénes son sus referentes en la interpretación?

De muy chica me impresionó Mercedes Sosa, la escuchaba mucho en casa y mi mamá me llevaba a verla en vivo. Ella pudo adueñarse de un repertorio y ahí se ve la importancia de la selección. También me encantan Teresa Parodi, Liliana Herrero, Melania Pérez, Luciana Jury, Rita Cortese, Lidia Borda y tantas otras a las que tuve el placer de conocer y expresarles mi admiración.

Dejar una respuesta