Compartir

La convocatoria #NiUnaMenos moviliza a cientos de mujeres y varones de los diferentes distritos del conurbano norte hasta la Plaza del Congreso en Capital, pero también a otras plazas de sus propios territorios, con un grito en común: ¡Vivas nos queremos!

Es que esta nueva toma de las calles, para clamar contra los femicidios y la violencia hacia las mujeres, también tendrá puntos de encuentro en la plaza 12 de Octubre de Pilar, en la plaza Emilio Mitre, de Ingeniero Maschwitz, y en Plaza de las Banderas, de Escobar. En paralelo, habrá diferentes caravanas de organizaciones de Zona Norte que se sumarán a la convocatoria central frente al Congreso de La Nación.

“A un año de la convocatoria, las reivindicaciones que se conquistaron siguen sin ser puestas en práctica por las nuevas autoridades, como la ley de patrocinio gratuito para víctimas, que sigue sin ser instrumentada por el Ministerio de Justicia, o la ley 26.485 (de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres) que tampoco está siendo aplicada”, señaló a El Argentino ZN Erica Porris, referente de la organización feminista Mala Junta de Vicente López.

“Todo esto se da en un marco de ajuste que nos afecta principalmente a las mujeres”, agregó. Y destacó que en su distrito están luchando principalmente por la apertura de casas de abrigo para mujeres víctimas de la violencia. Mala Junta, que pertenece al movimiento popular Patria Grande, instauró diferentes puntos de encuentro en los distritos del conurbano norte para movilizarse hasta el Congreso.

Lo mismo hizo la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP). Una de sus referentes de San Isidro, María Ester Albarello, señaló: “A pesar de la fuerte toma de conciencia que significó el Ni una menos el año pasado, se sigue tratando de invisibilizar las violencias que sufrimos las mujeres”. La médica, que forma parte de la mesa por el Derecho al aborto legal, seguro y gratuito de Zona Norte, recalcó que sigue siendo “muy fuerte el alto número de femicidios” y la naturalización con que suelen tomarse los actos de agresión de los varones hacia las mujeres.

La convocatoria en Ingeniero Maschwitz, por caso, proviene de un grupo de amigas que realizan actos solidarios en la localidad escobarense, y que se conoce como Nosotras Solidarias. “Ni una menos nos involucra a todos. Este año volvemos a repetir la convocatoria para que los vecinos que no pueden sumarse a la movilización en el Congreso o en Escobar puedan participar”, explicó Maru Lauberge. Y destacó: “Nos sorprende cómo el grito Ni una menos se extendió: el año pasado, cuando volanteábamos, muchas veces teníamos que contar y explicar de qué se trataba la convocatoria. Este año casi no hizo falta”.

Ni una menos
Marcha en Escobar por el femicidio de Paula Cufré ocurrido este año.

Y aunque recalcó que la nueva gestión municipal creó una Dirección de Políticas de Género, destacó que todavía queda camino por recorrer en políticas públicas. “Sin prevención no se van a terminar los femicidios. Hace muy poco tuvimos un caso que tuvo mucha repercusión, de una abuela de 88 años que murió luego de ser atacada sexualmente”, relató. Se refiere al caso de Paula Cufré, una anciana que falleció en abril tras dos meses de agonía, luego de sufrir un intento de violación en Maschwitz. Su femicidio movilizó a familiares y vecinos por las calles de Escobar. El caso conmovió al distrito, por lo que se espera una gran convocatoria en las dos concentraciones que se realizarán en Escobar.

Desde San Martín, en tanto, el médico Sebastián Crespo, de la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir (y militante de Mala Junta), recalcó que “a pesar de la marcha del año pasado, hoy no hay una mejora en las condiciones en que las mujeres son atendidas en los servicios de salud y en la Justicia”. Y destacó: “Siguen habiendo decenas de mujeres que mueren por abortos clandestinos y los programas nacionales por los derechos sexuales y reproductivos están siendo desmantelados”. Contó además que en los hospitales de San Martín donde trabaja ya les informaron desde el gobierno provincial que no habrá en los próximos meses provisión de anticoncepción.

Por su parte, la diputada provincial del FPV, Patricia Cubría, militante de San Fernando, afirmó: “Estamos viviendo una situación de emergencia en materia de violencia de género con la muerte de una mujer cada 30 horas”. Y cuestionó: “Las medidas de ajuste y achicamiento del Estado tomadas por el gobierno nacional y provincial agudizan las problemáticas de violencia y desigualdad de género”.

La dirigente del Movimiento Evita apuntó también contra el rol del poder judicial en los casos de violencia de género: “El 70 por ciento de las denuncias realizadas en la Provincia son archivadas por la Justicia y lo máximo que puede lograr una mujer es una medida de restricción del victimario que no se termina cumpliendo, ya que el 80 por ciento de los femicidios tuvieron una denuncia previa”. Y afirmó: “En la Provincia no hubo una sola condena por femicidio donde las causas son caratuladas como homicidio agravado por el vínculo”.

En 2015 hubo 286 víctimas de femicidio, mientras que en los primeros 100 días de este año hubo 66 nuevas muertes. Según un reciente el Informe de Femicidios de la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, Pilar y San Martín son los distritos con más femicidios en la región: seis de los ocho crímenes de mujeres cometidos en 2015 en el distrito judicial de San Isidro fueron en Pilar, mientras que en el distrito judicial vecino de San Martín, de los doce femicidios registrados el año pasado siete ocurrieron en el municipio homónimo.

Dejar una respuesta