Favio de Hierro: escultura gigante y polémica en Don Torcuato

Favio de Hierro: escultura gigante y polémica en Don Torcuato

Una gran obra de tres metros de alto iba a instalarse en una plazoleta de Tigre, pero el acto se canceló a último momento. Factores climáticos, trabas burocráticas y cuestiones políticas, según las versiones. El Favio de Hierro viajó desde Quilmes en caravana; quedó guardado en la casa de un vecino hasta nuevo aviso.

Compartir

La escultura, de tres metros de alto, viajó desde Quilmes hasta Tigre en la caja de una camioneta y envuelta en una bandera argentina. Pasó frente al Obelisco, la silueta de Evita en la 9 de Julio y la Autopista. Seguida por una caravana de autos, llegó a Don Torcuato. Allí la esperaban locales y visitantes que se acercaron especialmente a la plazoleta de Colectora Este y Boulogne Sur Mer para presenciar la instalación del Leonardo Favio gigante. Sin embargo, el plan se vio frustrado. La lluvia, la burocracia o una decisión política -según las distintas versiones- obstaculizaron la colocación de la escultura del célebre cineasta, que quedó guardada en la casa de un vecino hasta nuevo aviso.

“Fue todo muy raro. No entendemos por qué no se pudo. Hasta el viernes al mediodía se podía poner la escultura, el sábado a la mañana dijeron que no. Fue una decisión política más que alguna autorización que faltaba”, sostuvo ante este diario Lucas Martínez, director de la Academia de Cine Leonardo Favio, impulsora de la iniciativa. “El expediente lo presentamos el 5 de abril. De golpe, diez días antes, empezaron ‘que sí, que no’. Incluso el mismo viernes desde la Delegación de Don Torcuato publicaron el evento en su Facebook. Los muchachos de la delegación estuvieron trabajando el día anterior bajo la lluvia, el delegado tampoco entendía por qué no la podíamos subir. Ahora parece que esa plazoleta donde la íbamos a colocar pertenecía a Vialidad, ¿no lo sabían cuando hacían el basamento?”, se preguntó Martínez.

El Favio de Hierro fue realizado por Israel Romero Peñaloza y un gran colectivo de escultores. Desde la Academia de Cine filmaron todo el desarrollo de la obra para plasmarlo en un documental. La pieza fue donada por los artistas para ser colocada en Don Torcuato, donde se encuentra la Biblioteca Leonardo Favio, que también avaló y contribuyó con financiamiento al proyecto y en cuya sede se dictan las clases de la academia cinematográfica. El sábado por la mañana, cuando estaba pautada la colocación de la enorme pieza, se acercaron al lugar Nicolás Favio, hijo de Leonardo, así como conocidos y ex compañeros de trabajo del director de Crónica de un niño solo y otros clásicos.

Desde la biblioteca, en tanto, argumentaron que la postergación de la instalación se debió fundamentalmente a cuestiones de seguridad. “Primero, el pilar se hizo dos días antes, estaba muy fresco. No podemos poner algo si estaba fresco. Segundo, tenemos que tener permisos no solo municipales sino también de Tránsito, Defensa Civil, todo lo necesario para asegurar que la escultura no va a ocasionar ningún inconveniente. Es un lugar donde pasa todo el mundo”, señaló Mariana Wilchen, presidenta de la biblioteca, y advirtió que “para soldar la escultura había que usar soldadoras eléctricas y no se podía bajo la lluvia”. En diálogo con El Argentino ZN, Wilchen aclaró que “el Municipio lo avaló, pero en el lugar donde se va a poner la escultura es de Autopistas del Sol, no le pertenece al Municipio y hay un par de papeles que por seguridad tenemos que tener”.

favio 3

“La verdad no era que el basamento estaba fresco. El escándalo que se armó después. El hijo de Favio vino desde Capital, se puso como loco porque no dejaban bajar la escultura. Había venido gente de todos lados. Fue una decisión política poco inteligente”, sentenció el director de la Academia de Cine. “¿Era esto necesario? Prohibieron el festejo. El sueño de estos pibes, el de los vecinos, el de los escultores, el de la familia de Leonardo Favio fue saboteado por trabas burocráticas. Tan solo con voluntad se podría haber destrabado todo. Pero no quisieron. Quisieron apagarnos y eso es imposible. Favio es un ejemplo de esfuerzo y nosotros lo seguimos. La forma de proceder fue una falta de respeto a la memoria de Leonardo Favio, a los escultores, a nosotros, a la comunidad, amigos y familia de Leonardo Favio”, denunciaron a través de un comunicado.

Pese al impedimento para colocar a Favio de Hierro y a la lluvia que frustró la kermese, un gran grupo de vecinos, estudiantes de cine y admiradores del famoso director se agolparon en la plazoleta de Torcuato para vivar la llegada de la caravana con la enorme escultura. Hubo aplausos, llanto y hasta se cantó el feliz cumpleaños, el día en que Leonardo Favio hubiera cumplido 78 años.

Dejar una respuesta