Nueva marcha en Munro contra los despidos en Menoyo

Nueva marcha en Munro contra los despidos en Menoyo

La Justicia ordenó la reincorporación de dos trabajadores, pero la empresa del ex concejal José Menoyo no cumple con la ley. El trasfondo detrás de las denuncias de persecución y trabajo esclavo.

Compartir

Trabajadores de Menoyo volvieron a marchar hasta la puerta de la fábrica ubicada en Munro, Vicente López, en reclamo del cumplimiento de fallos judiciales que ordenan la reincorporación de dos empleados despedidos. Reclaman además la reinstalación de otros tres, que también iniciaron su reclamo vía judicial, luego de la ausencia de su sindicato. En total, fueron 22 los despedidos en febrero debido a su intención de organizarse gremialmente para hacer frente a situaciones de precarización laboral, pero la mayoría decidió aceptar las indemnizaciones por sus difíciles condiciones económicas.

“Nosotros queremos volver a nuestras fuentes de trabajo. Nos echaron sin causa, esto es un persecución”, dijo a El Argentino ZN Esteban Chávez, uno de los trabajadores que debería volver a su puesto de trabajo, junto a Lucas Pintos, por los fallos favorables que obtuvieron en la Justicia. “Salieron dos fallos de reinstalación, el mío hace una semana, pero la empresa sigue incumpliendo con la ley, como viene haciéndolo en forma sistemática desde febrero, cuando nos echaron y ni siquiera cumplieron con la conciliación obligatoria”, relató. Otros tres compañeros, en tanto, siguen esperando su dictamen judicial.

Los cinco son parte de los 22 trabajadores despedidos en febrero pasado, luego de haberse afiliado al sindicato (SOEVA), para organizarse gremialmente. “Despidió a casi la mitad del personal, no cumplió con la conciliación obligatoria y no vimos un peso desde entonces. Todo por querer organizarnos para pelear por mejores condiciones de trabajo”, señaló Chávez. Y agregó: “Menoyo es un explotador, un negrero, nos hacía trabajar hasta 24 horas corridas por 7000 pesos de sueldo. No teníamos delegados, ni comedor, ni dispenser para tomar agua”.

Cuando habla de Menoyo no está hablando específicamente de la fábrica de vinagres, mostazas y salsas, sino de su dueño, José Menoyo, ex presidente del Concejo Deliberante de Vicente López y figura clave del armado del ex intendente Enrique “Japonés” García. “Nunca llegamos a tener una comisión interna porque apenas nos empezamos a afiliar la empresa nos empezó a echar. Hay compañeros que fueron despedidos con 14 años de antigüedad. La mayoría de mis compañeros aceptaron indemnizaciones porque muchos alquilan o tienen hijos bebés. Sólo 5 quedamos buscando la reinstalación, viviendo de un fondo de lucha gracias al apoyo de trabajadores y estudiantes de zona norte”, agregó.

Operativo policial en la puerta de la fábrica, ubicada en Mitre y Sívori.
Operativo policial en la puerta de la fábrica, ubicada en Mitre y Sívori.

Es que los estudiantes de las universidades de Zona Norte cumplieron un rol importante en la recaudación de dinero para acompañar a los despedidos de Menoyo desde que se inició el conflicto. De la marcha de hoy, en la que la fábrica amaneció custodiada por un fuerte operativo policial, participaron también militantes y trabajadores agremiados en la CTA, Suteba, PO y PTS de Vicente López.

El Partido Obrero local y la Coordinadora Sindical Clasista, por caso, llamaron en un comunicado a participar del acto “contra los despidos del macrismo y del FPV”, en reclamo de que “Menoyo cumpla con la ley” y de la “reincorporación de todos los despedidos”.