Alarma por el tarifazo de luz en el Delta

Alarma por el tarifazo de luz en el Delta

Los isleños no tienen gas ni agua, por lo que necesitan exclusivamente de la electricidad para la provisión de todos los servicios básicos. Piden tarifa diferencial para la zona.

Compartir
Foto: www.travesiavisual.com.ar.

“Sin luz, no hay nada en las islas. Sólo maleza y río”, dice Mariano, un vecino del Delta. Es que a los reiterados cortes de luz que sufren los isleños, cuya vida depende 100% de este servicio, se suman ahora los fuertes aumentos de las tarifas. Una problemática que no fue contemplada entre las tarifas sociales que implementó el gobierno nacional.  

Es que sin el servicio eléctrico, los isleños no sólo no ven nada de noche, sino que tampoco pueden tener agua, porque el único modo de obtenerla es a través de las bombas de agua, pero tampoco pueden cocinar, ni bañarse, porque no tienen gas y estos sistemas funcionan de manera eléctrica. “Somos electrodependientes. Vivimos con cortes de luz por falta de obras que permitan mejorar nuestra calidad de vida. Si a eso le sumamos los aumentos, que no tienen en cuenta estas problemáticas, vamos a estar cada vez más relegados”, señaló Mariano, quien administra un grupo de facebook El Delta a oscuras, que funciona como un foro de denuncias y de organización de los isleños que padecen reiterados cortes de luz.

Esta preocupación llegó a la Legislatura bonaerense: la senadora provincial por el Frente Renovador, Micaela Ferraro, solicitó que se establezca una tarifa de luz diferencial para beneficiar a los vecinos y familias electrodependientes que habitan en la zona del Delta del Paraná.

“Es intolerable esta situación para los vecinos de sectores electrodependientes. Tras el ajuste tarifario por parte del gobierno nacional se definió un precio denominado ‘tarifa social’. Sin embargo, no considera algunas situaciones en las que, por razones de salud o características geográficas, como en el caso de los isleños, es imposible lograr la finalidad social de la norma porque el consumo normal y habitual de una familia tipo se encuentra muy por encima de los valores establecidos”, señaló la senadora, quien presentó en el recinto un proyecto de declaración para destacar esta preocupación.

La iniciativa fue, incluso, acompañada por el intendente Julio Zamora: “Nos preocupa el impacto de los aumentos tarifarios en el bolsillo de los trabajadores. En Tigre, sobre todo en el Delta, hay muchos vecinos que son electrodependientes o usan sólo electricidad. Nos intranquiliza que la tarifa social no alcance a estos sectores. Por eso, es fundamental que estos incrementos no sean sólo rentables para las empresas energéticas, sino que apunten a mejorar un servicio tan indispensable consumido por los ciudadanos a diario”.

La tarifa social que estableció el gobierno nacional establece como consumo máximo subsidiado para los hogares hasta ciento cincuenta kilovatios hora (150kW/mes). Una medición que no tiene en cuenta a los vecinos que dependen de la luz en todos los aspectos de su vida doméstica, como sucede con los isleños.

“Particularmente no estoy en desacuerdo con algunos aumentos tarifarios, pero la situación de los que dependemos 100% de la luz tiene que ser contemplada”, agregó Mariano. Y destacó que los aumentos en la nafta también los afecta particularmente para el uso de generadores y transporte en la isla. Un servicio del que tampoco disponen fácilmente, por no contar con expendedoras en la zona.

Dejar una respuesta