Marcha en Pilar por el veto de Ducoté a la ordenanza antidespidos

Marcha en Pilar por el veto de Ducoté a la ordenanza antidespidos

La CTA, CICOP, Suteba y FETIA se movilizarán mañana desde el Concejo Deliberante hasta el Municipio. Rechazan "el avasallamiento" del intendente de Pilar y sobre el poder legislativo. Y cuestionan al acuerdo que llegó con algunos gremios.

Compartir
Ducoté durante la firma del convenio con gremios municipales.

Diferentes gremios de Pilar convocan este viernes a una marcha contra el veto del intendente Nicolás Ducoté, de la alianza Cambiemos, a la ordenanza antidespidos que votó el Concejo Deliberante hace dos semanas. Un anticipo de lo que se viene también a nivel nacional, donde el presidente Mauricio Macri pretende vetar mañana mismo la ley aprobada hoy en el Congreso.

La convocatoria, que realiza los gremios locales de la CTA, CICOP, Suteba y Fetia, está citada a las 9.30 en la puerta del Concejo Deliberante, en San Martín 972, para luego movilizarse hasta la sede del Municipio, frente a la Plaza 12 de Octubre.

“No podemos dejar pasar esta situación ante el avasallamiento del poder Ejecutivo sobre el Legislativo: una medida antidemocrática que deja en situación de vulnerabilidad a los trabajadores municipales”, señaló a El Argentino ZN Jesús Humaño, de la CTA de Pilar. Y denunció que el veto de Ducoté se hizo con “la anuencia de los sindicatos de trabajadores municipales y de ATE” con injerencia local.

Sucede que ambos sindicatos firmaron un convenio con el intendente, en el que éste se compromete a no reducir la planta de municipales hasta 2017. “Nosotros leemos la letra chica de ese acuerdo, que no dice nada de no despedir, sino de no reducir la planta. Esa diferencia de sintaxis habilita a que el municipio despida tranquilamente a 100 personas para volver a tomar a otras 100 personas: no se estaría reduciendo personal, pero sí puede despedir de hecho, y tomar gente nueva en condiciones de precarización”, señaló Humaño.

Por su parte, Mirta Sanz Ortega, de CICOP (gremio de profesionales de la salud), señaló que, a pesar del acuerdo de Ducoté con ATE y Municipales, el municipio despidió a 27 empleados de Diagnóstico por imágenes del Hospital de Pilar para reemplazarlos por mano de obra tercerizada. “Pudimos revertir la situación por la intervención del gremio, pero esto demuestra a las claras que la intención del intendente no es no despedir, sino precarizar”, señaló Sanz Ortega. Y agregó: “Queremos que se respeten los puestos de trabajo, pero con nombre y apellido de los trabajadores. Si el intendente se compromete a no despedir, ¿por qué vetó la ordenanza y arribó a ese acuerdo con los otros gremios?”.

El Concejo Deliberante de Pilar aprobó a fines del mes pasado un proyecto presentado por el Frente Renovador para suspender las cesantías de personal municipal. La ordenanza aprobada prohibía los despidos en el distrito hasta diciembre de 2017.

Apenas fue votada la medida, Ducoté la tildó de “innecesaria”. Y, la semana pasada, reafirmó su rechazo con un veto. El intendente justificó su decisión al considerar que la ordenanza constituía “un condicionamiento inadecuado para la gestión”. Al mismo tiempo –para compensar el rechazo al veto- firmó un compromiso público con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y el Sindicato de Trabajadores Municipales (STMP) según el cual el Municipio de Pilar “no realizará desvinculaciones laborales hasta fines del año que viene y buscará aumentar la planta de trabajadores”.

En concreto, el acta firmada menciona el mantenimiento de la planta municipal en al menos 5.176 trabajadores hasta diciembre de 2017, el pase a planta permanente a 150 trabajadores en agosto de 2016 y el pase paulatino de trabajadores a planta transitoria en los próximos meses.

La oposición del Concejo Deliberante de Pilar anticipó que volverá a tratar la ordenanza antidespidos, pese a que ya fue vetada por Ducoté. Tanto el bloque del Frente Renovador –impulsor de la iniciativa-, como el Frente Pilarense para la Victoria y el Partido Justicialista anunciaron que insistirán con la medida. Para volver a aprobarla, los concejales no oficialistas necesitarán dos tercios de los votos: 16 sobre 24. Cabe recordar que la oposición actualmente suma 17 bancas, aunque tras el acuerdo de los gremios con el intendente algunos de los ediles que votaron a favor de la ordenanza antidespidos podrían no levantar la mano esta vez.

Dejar una respuesta