Histórico: sin mayoría automática, el possismo necesitó desempate en el HCD

Histórico: sin mayoría automática, el possismo necesitó desempate en el HCD

La votación por la rendición de cuentas 2015 quedó igualada en 12 a 12. El presidente del Concejo Deliberante tuve que desempatar para salvar al intendente. No sucedía una situación así desde hace 20 años.

Compartir

El possismo necesitó ayer que el presidente del Concejo Deliberante (HCD) desempara en la votación de la rendición de cuentas 2015 para que sea aprobada, un mecanismo que no necesitaba desde hace cerca de 20 años, debido a su mayoría automática en el parlamento municipal. Es que desde las últimas elecciones, el oficialismo dejó de gozar de ese privilegio, y esta aprobación sólo pudo alcanzada gracias al voto de sus aliados de PRO y del voto doble del presidente del HCD, Carlos Castellanos.

“Esto no sucede desde la década del 90. Desde entonces el possismo siempre tuvo mayoría automática”, señaló a El Argentino ZN el concejal del FPV Fabián Brest. Y destacó que las principales críticas de la oposición, que votó en contra, se debió a que “todas las áreas del presupuesto del Ejecutivo municipal fueron subejecutadas”. Es decir: se gastó menos de lo que habían presupuestado como gastos en 2015.

La votación en la sesión de ayer había quedado 12 a 12, y hasta los concejales del PRO que levantaron la mano para su aprobación lo hicieron con fuertes críticas. “En obras públicas, por ejemplo, hubo alrededor de 40 millones de pesos que no fueron ejecutados, algo que es sorprendente”, señaló Brest. Y agregó que en el área de la Secretaría de la Mujer se gastaron sólo 179 mil pesos de los 1,5 millones presupuestados.

El bloque de concejales del Frente Renovador, en tanto, destacó que en 2015 el presupuesto de San Isidro fue de $ 2.802 millones, el 60% de esos recursos provino de las tasas municipales que pagan los vecinos, el resto de transferencias de Nación y Provincia. “La Municipalidad distribuyó el presupuesto el año pasado en apenas un 5,5% en obras públicas, un 7,5 en seguridad y 30 millones en reciclaje de basura”, informaron en un comunicado. “Cuestionamos la poca importancia que le siguen dando a Obras Públicas, a Seguridad, al cuidado del Medio Ambiente, al desarrollo de las salitas de salud, del Hospital de Boulogne, a la lucha contra las adicciones, a las políticas contra la violencia de género”, explicó Juan Medina, quien preside la comisión de Salud.

Marcela Durrieu, presidenta del bloque del FR, señaló: “Nosotros vemos que en la Rendición de Cuentas hay un programa que se llama San Isidro Recicla, hay un Programa de Atención Primaria que no tiene recursos y un Centro de Salud, que no existe. Otro tema son las grandes obras que se realizaron en San Isidro, el túnel de las 4 barreras, el túnel de Boulogne, se hicieron con dinero externo a San Isidro”.

Elizabeth Aguirre de Libres del Sur puso el eje en la subejecución de partidas y señaló -según informó el sitio Zona Norte Diario-: “No avalamos que se realicen reducciones de gastos en las áreas de mayor impacto social como son la salud, la educación, el deporte y los grupos de mayor vulnerabilidad social como los niños y jóvenes, la tercera edad y las mujeres”.

“Se destinaron 88 millones a prensa y publicidad es decir que cada vecino desembolsó 300 pesos para la propaganda de Posse”, agregó por su parte Marcos Hilding Ohlsson, de Con Vocación por San Isidro.

A pesar de acompañar la aprobación con su voto y con el de su compañero de bloque Rodrigo Seguín, Rosalía Fucello, del PRO, cuestionó fuertemente la rendición de cuentas y destacó: “No comparto la reasignación de partidas” al tiempo que objetó “gastos de publicidad en diarios del interior y pagos a productoras televisivas”. En ese sentido sugirió que “se gaste menos en publicidad y más en obras y en saldar deudas” y le pidió al oficialismo que “escuchen más”.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta