Los dos presuntos asesinos del prefecto ya están detenidos

Los dos presuntos asesinos del prefecto ya están detenidos

Se trata de dos hermanos de apellido Maidana. ‘El Paco’, arrestado anoche, tenía antecedentes y estaba prófugo desde abril, cuando entró en un régimen de salidas transitorias y no volvió a notificarse. Los hermanos están acusados de haber asesinado a balazos al prefecto Rosario Toledo el martes en General Pacheco, en un intento de robo.

Compartir

Un joven de 24 años fue detenido anoche por efectivos de la Policía bonaerense, sospechado de ser uno de los autores del asesinato del suboficial mayor de prefectura Rosario Toledo, en General Pacheco, partido de Tigre.

Fuentes policiales informaron a la agencia DyN que se trata de Jonathan Matías Maidana, alias ‘El Paco’, quien fue arrestado en una vivienda de Finochietto al 4000 de Barrio Sarmiento, en la localidad de José C. Paz, tras una serie de allanamientos.

Toledo, encargado de la delegación San Isidro de Prefectura, fue asesinado a balazos por dos hombres en moto que quisieron robarle la camioneta cuando llevaba a su nieta a la casa de su hija. Por el hecho ya había sido detenido Ángel ‘El Tuerto’ Maidana, hermano de ‘El Paco’.

El asesinato del prefecto, de 60 años, ocurrió el martes 10 de mayo a las 20.30 en la calle 2 al 100 del barrio Enrique Delfino, cuando el hombre llegó a la casa de su hija en su camioneta Ford EcoSport y fue sorprendido por dos ladrones armados. Cuando Toledo vio que apuntaban a su hija, amagó con sacar su arma reglamentaria y salir de su camioneta: fue entonces cuando recibió dos balazos en la cabeza y murió.

Las fuentes indicaron que el mayor de los hermanos, detenido ayer, registra antecedentes: fue arrestado en octubre de 2011 por el robo a una carnicería en Don Torcuato, también en Tigre. La captura, en aquella oportunidad, incluyó una gran persecución policial que fue registrada por las cámaras de seguridad del Municipio y el joven fue acusado por robo calificado.

El 8 de abril de este año el juez de Ejecución Alejandro David, junto a los fiscales María del Carmen Gigante y Luis Angelini, le otorgaron el beneficio de salidas transitorias pero luego de la segunda Maidana no se presentó para notificarse y el 26 de abril el magistrado lo declaró en rebeldía. Desde entonces, estaba prófugo. Luego de un mes en la calle, volvió a delinquir y cometió junto a su hermano el asesinato del prefecto.

Dejar una respuesta