Mataron a un suboficial de Prefectura en General Pacheco

Mataron a un suboficial de Prefectura en General Pacheco

El hombre llegaba a la casa de su hija en el barrio Enrique Delfino cuando fue sorprendido por dos ladrones que intentaban robarle la camioneta. Rosario Toledo, de 60 años, recibió dos balazos en la cabeza. Era encargado de la delegación San Isidro y tenía 40 años de servicio.

Compartir
Calle 2 al 100, barrio Enrique Delfino.

Un suboficial de Prefectura Naval, encargado de la delegación San Isidro, fue asesinado a balazos por dos delincuentes que intentaron robarle la camioneta cuando la víctima llevaba a su nieta a la casa de su hija, en la localidad de General Pacheco, partido de Tigre.

El prefecto fue identificado como suboficial mayor Rosario Toledo, de 60 años y con 40 de servicio en la fuerza. Según informó la agencia DYN, el hecho se produjo ayer pasadas las ocho de la noche, en Calle 2 al 100, en el barrio Enrique Delfino. Toledo llegaba a la casa de su hija a bordo de su camioneta Ford EcoSport cuando fue sorprendido por dos ladrones en moto.

prefecto
Rosario Toledo, suboficial de Prefectura asesinado.

Una de las hijas de la víctima, Érica Toledo, reclamó justicia y declaró a los medios que a su padre le pegaron “dos tiros a quemarropa en la cara, a menos de medio metro” de distancia. Llorando, dijo que tardó 20 minutos en lograr comunicarse con el 911 y que la ambulancia demoró “más de 40 minutos en llegar”. Intervino la comisaría de General Pacheco, que instruyó actuaciones por “homicidio en ocasión de tentativa de robo”.

Toledo y su esposa llegaban con la nena, que sería recibida por sus padres. “Se acercan, uno por detrás de la camioneta, mi papá con la nena de dos años en brazos. Le piden que se quede quieto. No pedían nada específicamente, porque no nos pedían la camioneta, la puerta de mi casa estaba abierta si querían entrar. Yo agarro rápidamente a mi hija en brazos y me tiro para atrás. Cuando hago ese movimiento me apuntan a mí y me dicen que me quede quieta. Ahí es cuando mi papá reacciona. Tenía su arma reglamentaria y abre la puerta de la camioneta, trata de salir y le dan dos tiros en la cara”, describió la hija de Toledo, entre lágrimas.

Tras cometer el crimen, los delincuentes se fueron del lugar, arrojaron el celular que le habían robado al yerno de la víctima y tampoco se llevaron la camioneta. “Yo escucho los disparos y los gritos de mi mamá, cuando salgo con la nena en brazos veo a mi viejo tendido en el piso y a mi hija preguntando por su abuelo”, se lamentó la mujer.

Los vecinos denunciaron que los autores del crimen provenían de un asentamiento cercano y están sospechados de otros hechos delictivos cometidos en la zona en los últimos meses. El suboficial asesinado fue uno de los prefectos que participó de la búsqueda del hijo del ex funcionario radical Federico Storani tras la tragedia que sacudió al Delta en marzo pasado.

Dejar una respuesta