Más pruebas para frenar mega construcciones en el Delta

Más pruebas para frenar mega construcciones en el Delta

El fiscal federal Fernando Domínguez aportó más pruebas para que las empresas no sigan construyendo en la cuenca del Río Luján y en el Delta del Paraná. Los riesgos ante cada inundación y el sufrimiento de los que menos tienen.

Compartir

En su tercera presentación del año, el fiscal federal Fernando Domínguez aportó nueva documentación a la jueza Sandra Arroyo Salgado solicitando la paralización precautoria de proyectos privados en la cuenca del Río Luján y el Delta del Paraná. Busca proteger los humedales de la región y evitar que las nuevas construcciones afecten el ritmo de vida de los vecinos.

Según el fiscal, está comprobado que este tipo de emprendimientos “no sólo han afectado al medio ambiente, sino que han producido graves estragos y, consecuentemente, incalculables daños a la propiedad pública y privada, provocando también la pérdida de vidas humanas”. Domínguez acusa a los responsables de estrado seguido de muerte, un delito que contempla penas de entre 8 y 20 años de prisión

En esta oportunidad, Domínguez sumó a las pruebas un estudio de la Administración de Parques Nacionales en protección de la Reserva Natural Otamendi –ubicada en Campana- y una ordenanza del Concejo Deliberante de dicho municipio, que en septiembre de 2015 declaró como no urbanizable el área de humedales del Río Luján, debido a que la realización de obras de semejantes magnitud provoca graves inundaciones. Además, aportó informes de la Universidad de Buenos Aires y de la Defensoría del Pueblo de la Nación, según publicó el sitio notas.org.ar.

Mientras se avanza en la investigación penal, Domínguez, titular de la Fiscalía Federal N°1 de San Isidro, sostiene que el efecto de este tipo de construcciones empeora día a día y no hay tiempo que perder. “Pido que se ordene la paralización precautoria de urbanizaciones cerradas en construcción en áreas de humedales para que las obras no comenzadas no se ejecuten, que las que se están construyendo se paralicen, y las ya consolidadas no se amplíen” ,expresó el fiscal.

No es la primera vez que se intenta trabar la construcción indiscriminada de countries, shoppings y demás emprendimientos en la región. Como informó El Argentino Zona Norte, el Municipio de Escobar suspendió los permisos de obra para cinco barrios privados hasta que se comprometan a realizar obras que no perjudiquen a quienes viven por fuera de los muros. También está en la mira el barrio náutico Venice, un polémico mega-emprendimiento de Tigre que afecta directamente a barrios castigados como Las Tunas y Garrote, y cuyo tratamiento está incluido en la presentación del fiscal Domínguez.

Dejar una respuesta