Compartir

Como ocurre cada año para esta época, la Feria del Libro es la cita obligada para los amantes de la lectura y el predio de la Rural de Palermo ofrece alternativas para todos los gustos. En el stand 526 del Pabellón Azul, autores reconocidos como Diana Bellesi, Washington Cucurto, Roberto Arlt, Miguel de Cervantes, Jorge Boccanera o Palo Pandolfo se mezclan con otros no tan célebres, que ven sus palabras por primera vez plasmadas en papel.

Detrás de la imprenta y los anaqueles, está la unión de los doce sellos editoriales que conforman La Coop, un conjunto de esfuerzos para fomentar la circulación de libros y crear y sostener un circuito de venta y lecturas. La idea surgió hace unos dos años en la mente de Marcos Almada, de la editorial Alto Pogo. “Ya nos conocíamos todos del mundillo literario pero nunca habíamos tomado el valor de armar algo juntos, hasta que Marcos nos empezó a dar manija. Primero fuimos cinco, se fueron sumando otros y así llegamos a doce”, cuenta Caterina Gostiza, responsable de China Editora y jefa de prensa de La Coop.

Las doce editoriales que forman La Coop son Alto Pogo, Añosluz, Audisea, Azul, Conejos, China, Espacio Hudson, Mágicas Naranjas, Paisanita, Qué diría Víctor Hugo?, Santos Locos y Vox. Luego de una exitosa experiencia el año pasado en el Encuentro de la Palabra en Tecnópolis, la cooperativa llega por primera vez a la Feria del Libro con stand propio, con el apoyo de la Universidad Nacional de San Martín y el Instituto de Altos Estudios Sociales. “Pensamos cada detalle del espacio y nos vamos rotando los turnos para estar siempre presentes. En esta ocasión sumamos a Editorial Nudista, de Córdoba, no somos la única cooperativa presente y la idea es que esto se replique”, resume la editora.

A la hora de llevar adelante su proyecto, el único aspecto que La Coop delegó es el de la distribución, el gran inconveniente de las editoriales chicas. Cada grupo elige qué material seleccionar y cómo difundirlo, y se reparten los roles en las actividades conjuntas como la de la feria. Su amplio y variado catálogo de más de trescientos títulos puede consultarse online y encontrarse en el circuito de las librerías boutique. “Nos financiamos con las mismas ventas y estamos abiertos a recibir escritores inéditos, algo que no pasa con las grandes editoriales; que por lo general no te contestan ni un mail”, revela Caterina.

Licenciada en Ciencias Políticas sin ejercicio y madre de tres hijos, Caterina encontró su lugar en la edición gracias a un taller con Juan Terranova. Con el tiempo, desarrolló la satisfacción de poder trabajar desde su casa y marcando sus propios tiempos. “A diferencia de muchos de mis compañeros, yo no soy escritora y eso me permite un punto de vista más externo”, expresa. El primer título de China Editora fue “Las ciencias ocultas en la Ciudad de Buenos Aires”, una selección de cuentos y ensayos de Roberto Arlt, que se publicaron cuando se liberaron los derechos sobre la obra del genial escritor. El más reciente es “Ensayos sobre Shakespeare”, del polaco Jan Kott, del que no se conseguía una buena edición económica y apunta a acompañar los talleres literarios, una actividad en crecimiento en Capital y Gran Buenos Aires.

El stand puede visitarse todos los días de 14 a 22. Además, La Coop participa activamente de Zona Futuro, un espacio más amplio donde se organizan charlas y encuentros para acercar más el universo de los escritores, los editores, los libreros y el público. Las actividades pueden seguirse en facebook.com/lacoopeditoriales, donde también puede consultarse sobre un catálogo que sobresale no sólo por la calidad y la variedad, sino también por los precios accesibles, acaso la mejor estrategia de difusión. “Ponemos mucha pasión en lo que hacemos y queremos llegar a la mayor cantidad de lectores que podamos. De a doce, cada objetivo se hace mucho más posible”, concluye Caterina, con el espíritu cooperativo que se respira en el stand 526 del Pabellón Azul.

Dejar una respuesta