Colegiales hundió a Platense y es cada vez más líder

Colegiales hundió a Platense y es cada vez más líder

El Tricolor obtuvo un triunfazo en el Ciudad de Vicente López y su sueño de ascenso crece fecha a fecha. El Calamar dejó pasar la última chance de acercarse a la pelea y peligra la continuidad de Jorge Brandoni.

Compartir
Altamirano festeja el gol del triunfo. Foto: Cole Pasión

Era un choque clave en la húmeda noche al borde de la General Paz. Platense, candidato por historia, recibía a Colegiales, el sorprendente puntero e invicto de la Primera B. Era la última oportunidad para que el Marrón se arrime a la pelea, pero una vez más, dejó pasar el tren. Con el orden táctico como premisa y el peso de las individualidades para pegar en los momentos justos, Cole se impuso por 2 a 1 y le sacó cinco puntos a Fénix y a Flandria, a quien recibirá el próximo sábado en Malaver y Posadas.

En un campo de juego muy castigado por un evento religioso que casi obliga a suspender el partido, el Tricolor se puso en ventaja por un blooper. Federico Briones quiso despejar en el área, pero el balón rebotó en Leandro Talamonti y venció a Ezequiel Mastrolía. Sobre el final de la etapa, Daniel Vega aprovechó un error de la defensa visitante y habilitó a Patricio Rodríguez, que sentenció el empate.

En la segunda parte se prestaron la pelota, aunque Cole siempre se mostró un poco más peligroso. A los 24, un desborde de Emanuel Carreira por la derecha, encontró a Lionel Altamirano en el punto de penal. El goleador no pudo en primera instancia, pero aprovechó el rebote y marcó el 2 a 1 que sería definitivo. Platense nunca tuvo juego ni ideas, y sólo inquietó con Rodríguez, su futbolista más peligroso. Cole lo manejó con oficio y se llevó tres puntos de oro.

Este resultado parte en dos a las realidades de los clubes de Vicente López. El Calamar se despidió de la posibilidad del ascenso y hoy podría quedarse sin entrenador. Ayer, los jugadores y el cuerpo técnico se retiraron del estadio sin hacer declaraciones. Brandoni hoy tiene pensado dirigir a la reserva, si el clima lo permite, y luego se reuniría con la dirigencia para evaluar su continuidad.

En contrapartida, en Munro todo es ilusión. Con paso firme, Cole se aleja cada vez más en la tabla de promedios –le sacó nueve puntos a Deportivo Armenio- y empieza a tomarse en serio la posibilidad de jugar en el Nacional B por primera vez en su historia.

Dejar una respuesta