Entre autobombos y pases de factura: qué dejaron las aperturas de sesiones...

Entre autobombos y pases de factura: qué dejaron las aperturas de sesiones en la región

Los discursos de los intendentes se dividieron entre los que priorizaron los elogios a sus propias gestiones anteriores y los que eligieron las promesas a futuro y las críticas a sus antecesores. Las denuncias en Malvinas, el silencio en Vicente López y la tardanza en Tigre.

Compartir

Con tres debuts y tres renovaciones, las aperturas de sesiones por parte de los jefes comunales en los concejos deliberantes de la región dejaron un reguero de promesas y se dividieron entre las que eligieron el camino del autobombo y las que priorizaron el pase de facturas hacia gestiones previas. Pilar y San Martín llevaron la delantera, con sesiones inaugurales a principios de abril. La semana pasada fue el turno de Escobar, San Isidro, Malvinas Argentinas y Vicente López. El próximo jueves le tocará a San Fernando –con un inicio rezagado por las obras en el edificio del Concejo- y todavía no hay fecha para Tigre, pese a los reclamos de la oposición.

El intendente de San Martín por el Frente para la Victoria (FpV), Gabriel Katopodis, abrió el primer año de sesiones de su segundo mandato con un reclamo de mayor coordinación con Provincia y Nación en la lucha contra el narcotráfico. Con la prioridad puesta en la seguridad, en un distrito signado por las noticias policiales, el jefe comunal hizo un repaso por los logros del Municipio en esa materia y destacó que “el objetivo para este nuevo período de gobierno es llegar a 150 patrulleros municipales y a 1.000 cámaras de seguridad, una por cada 500 vecinos”. Además, hizo público su rechazo a la ampliación del Complejo del CEAMSE en Campo de Mayo, en línea con la postura que mantuvo en 2012, cuando enfatizó que “San Martín no va a ser el basural de la Capital”.

Diplomático y con elogios para el Gobierno nacional, el intendente de Pilar, Nicolás Ducoté (PRO), encabezó su primera apertura de sesiones asumiendo como “primer compromiso” que “los empleados municipales se sientan acompañados por esta gestión”. Cuando el debate por la información pública está en el centro de atención, el jefe comunal prometió transparentar los actos de gobierno, publicar el boletín oficial en la web, presentar su declaración jurada, los sueldos de los funcionarios y la nómina de empleados. También en sintonía con la postura del oficialismo a nivel nacional, mostró optimismo hacia el desarrollo local y anticipó la llegada de más de 3.000 millones de pesos en inversiones.

La apertura que menos dio que hablar fue la de San Isidro, tal vez porque se trata del quinto inicio de gestión consecutivo de Gustavo Posse (Acción Vecinal, aliado al PRO). Además de elogiar sus propios logros previos, el jefe comunal caracterizó la nueva etapa como “llena de dificultades pero también de ilusiones (…) Atravesamos un delicado contexto, pero hay esperanza”. Hizo hincapié en la inclusión y la sustentabilidad, pero estableció como prioridad que “el norte es la movilidad social ascendente”.

Con pocos días de diferencia, Escobar y Malvinas Argentinas tuvieron en común los debuts de intendentes del FpV y las críticas a las gestiones precedentes. En Escobar, Ariel Sujarchuk se refirió a la situación deficitaria del Municipio, y anunció proyectos de ordenanza para transparentar la gestión. “Hallamos un distrito desprovisto de infraestructura básica, con servicios básicos insuficientes, con una gestión deficitaria, sin registros internos ni capacidad de control y con enormes falencias para recaudar los fondos que ayuden a mejorar la calidad de vida del vecino”, denunció.

Por su parte, Leonardo Nardini acusó que “el anterior gobierno intentó desestabilizar las finanzas, aumentando el sueldo del Intendente y sus funcionarios”. Y se defendió de las críticas sobre su salario: “Mi sueldo es de aproximadamente 50 mil pesos, no las cifras que hicieron circular maliciosamente”. En su repaso sobre los desafíos para Malvinas Argentinas se refirió, entre otras cosas, a la seguridad; aseguró que “de las 208 cámaras, el 15% no funcionaban”. “No venimos a ser destructivos, ni a agredir sino a cuidar lo que se hizo bien”, dijo Nardini, y prometió: “No me va a temblar el pulso en ir a la Justicia por hechos de corrupción, pasados, presentes, o futuros; propios o ajenos”.

También, aprovechó para destacar la creación de la Subsecretaría de la Mujer, Niñez y Adolescencia y referirse a la obra de teatro sobre violencia de género encabezada por Victoria Onetto, que recibió fuertes críticas por el dinero que le costó al Municipio. “Contratamos una obra de teatro con cuatro actrices de primer nivel, más tres personas fuera de escena con un gasto de 80 mil pesos. Lamentamos que algunos lo utilizaran como una operación de prensa”, recalcó Nardini.

Su par de Vicente López, en cambio, esquivó las polémicas. Jorge Macri destacó la situación inédita de tener un Gobierno PRO en todas las instancias -“tenemos la oportunidad histórica de trabajar en conjunto: Municipio, Provincia y Nación sin recelos”- y habló de algunos de sus comodines, como el Centro de Monitoreo de cámaras de seguridad y el Metrobus Norte. En cambio, optó por no hablar con la prensa y retirarse del Concejo Deliberante sin hacer comentarios sobre los datos que lo implicaron en el escándalo de Panamá Papers.

En San Fernando y Tigre, dos bastiones del Frente Renovador (FR), los inicios de sesiones vienen demorados. El distrito de Luis Andreotti tiene fecha para el próximo jueves y la tardanza está justificada por las obras de refacción del Concejo. En territorio de Julio Zamora, en cambio, no hay fecha y sí hay reclamos desde la oposición. “Hay cero articulación, ni siquiera hay un llamado al trabajo en comisiones”, planteó Federico Ugo, concejal del FpV local. “Desde la reunión que tuvimos con Zamora en diciembre o enero, cuando recibió al bloque, hasta hoy no hubo ningún tipo de articulación institucional. Se sigue reafirmando la falta de interés del FR por respetar institucionalmente la tarea del cuerpo legislativo local, y tiene que ver también con una gran interna política del FR en el distrito. Esto termina perjudicando al vecino, porque no hay gestión, no hay respuesta, no hay debate. Va en contra del funcionamiento democrático del distrito”, advirtió el edil.

Dejar una respuesta