San Isidro fue el segundo distrito judicial con más violaciones en 2015

San Isidro fue el segundo distrito judicial con más violaciones en 2015

Según el informe anual de la Procuración ante la Suprema Corte de Justicia, el departamento judicial que abarca a los municipios de Zona Norte registró 117 denuncias de ataques sexuales con acceso carnal. En toda la Provincia hubo un aumento del 18 por ciento en los abusos denunciados, en relación al año anterior.

Compartir
En 2015 hubo 117 denuncias en el departamento de San Isidro.

El departamento judicial de San Isidro, que comprende a los municipios de Vicente López, Tigre, San Fernando, San Isidro y Pilar, fue el segundo con más violaciones a mujeres en toda la provincia de Buenos Aires durante el último año. El dato se desprende del informe anual de la Procuración ante la Suprema Corte de Justicia. Lomas de Zamora fue el departamento con más denuncias de violaciones con acceso carnal, con 214 casos, seguido por San Isidro, con 117. En total, los datos de 2015 revelaron un aumento del 18 por ciento en los abusos denunciados, en relación al año anterior.

Según el informe, cada 45 minutos las fiscalías recibieron una denuncia por delitos contra la integridad sexual a lo largo de 2015. En esos doce meses se registraron 1.187 denuncias por abuso sexual con acceso carnal y otras 10.862 por diversos tipos de delitos sexuales. El año anterior se habían denunciado 1.003 violaciones y 8.785 casos de otro tipo de abuso. Las estadísticas mostraron que, después de Lomas de Zamora y San Isidro, hubo 100 denuncias en Mercedes, 96 en Mar del Plata, 87 en Quilmes y 76 en Bahía Blanca.

Algunos de los casos que trascendieron en el departamento judicial en San Isidro dejaron en evidencia que la violencia de género y los ataques a la integridad sexual de dan en todas las clases sociales. En junio pasado –mientras el reclamo de “Ni una menos” se volvía masivo- se desató un escándalo cuando los padres de dos chicas de 13 años de un colegio de Pilar denunciaron que las niñas fueron abusadas en una de las fiestas matiné del San Isidro Club. Un mes después, vecinos del humilde barrio El Garrote, en Tigre, cortaron calles y reclamaron justicia luego de la violación de una adolescente de 16 años, que también habría ocurrido después de una fiesta.

Dejar una respuesta