Reclamo contra el “atropello inmobiliario” en Florida Este

Reclamo contra el “atropello inmobiliario” en Florida Este

Vecinos organizados en red aseguran que crecen las intenciones de construir en la zona por fuera de lo establecido en el Código de Ordenamiento Urbano. Mañana habrá una convocatoria para difundir y seguir juntando firmas de un petitorio que ya supera las 700 adhesiones.

Compartir
Para los vecinos, los edificios causan una gran “afectación a la morfología e identidad barrial”.

Vecinos de Florida Este, Vicente López, que vienen denunciando un “atropello inmobiliario” por excepciones al Código de Ordenamiento Urbano (COU), se convocarán mañana, a las 11, en San Martín y Valle Grande, para difundir en la comunidad un reclamo que ya llevaron al Concejo Deliberante: “1) Detener el permiso de construcción de nuevas obras, hasta que se resuelva el conflicto. 2) Modificar la zonificación de San Martín, para que el límite de altura esté más acorde con la idiosincrasia histórica del barrio, 3) eliminar las excepciones, para que no se pueda vulnerar el punto anterior”.

La semana pasada, por caso, se reunieron con concejales oficialistas, quienes se comprometieron a cumplir con esos puntos. Pero por ahora no hubo una formalización escrita de ese compromiso. “No confiamos sólo en la palabra, después de que se hayan aprobado otras excepciones al COU que permitieron la edificación por encima de la altura permitida en una zona residencial. Nosotros venimos desde el año pasado insistiendo sobre este tema, hemos presentando en el Concejo Deliberante un pedido de resolución que sabemos que en noviembre entró a la Secretaría de Planeamiento del Ejecutivo, pero los concejales que se reunieron la semana pasada con nosotros nos dijeron que desconocían eso”, señaló a EAZN Pablo Quarracino, quien vive en la misma manzana donde hace unos años se construyó un edificio dos pisos más alto de los permitidos, sobre avenida San Martín al 2800.

Quarracino, que además es miembro de Vecinos en Red Florida Este, organización que promueve este reclamo, aseguró que ya hay un proyecto inmobiliario en la zona, que ya compró dos lotes y está queriendo convencer a dos vecinos más para comprarle sus casas con el fin de avanzar.

Los vecinos linderos de San Martín presentaron un pedido para que se frene la edificación a lo largo de esa calle, desde O’Higgings hasta Blas Parera, donde la zonificación comercial (C5) no permite construcciones de más de cinco pisos. “Nosotros vivimos en las mismas manzanas donde se construye, pero nuestra zonificación es R1 (residencial) y tenemos todos los edificios quitando nuestra privacidad a costa de excepciones al código”, criticó Quarracino.

La presentación en el Concejo Deliberante se realizó en octubre con 350 firmas de vecinos, en un documento que hoy ya alcanza las 700 adhesiones. “Después de que se girara el pedido al Ejecutivo, recién ahora nos recibieron los concejales oficialistas sin estar al tanto de esa presentación”, cuestionó. Aunque reconoció que los concejales Antonio Rendón Russo (jefe del bloque Cambiemos) y sus colegas Diego Erlich y Diego Pesa se comprometieron a “atender” sus reclamos.

Afiches y volantes sobre la acción de los vecinos de Florida Este.
Afiches y volantes sobre la acción de los vecinos de Florida Este.

El texto que enviaron al Concejo Deliberante asegura los siguientes “perjuicios” que les provocan las “construcciones indiscriminadas”: “Reducción del valor inmobiliario; perjuicio en el suministro de los servicios básicos de gas, agua potable y cloacas; reducción de los niveles de iluminación natural”, entre otras. Pero, sobre todo, aducen que causan una gran “afectación a la morfología e identidad barrial”, por la que muchos vecinos se mudaron hace más de 30 años. “Se está destruyendo la idiosincrasia arquitectónica que hizo tan característico a Florida Este durante décadas, sin necesidad social ni emergencia habitacional que justifique su alteración”, señalaron en el texto.

Otra de sus preocupaciones es el “reemplazo de zonas verdes por cemento”, una problemática por la que organizaciones vecinales ambientalistas de Vicente López presentaron una acción judicial el año pasado, sobre todo por el avance de la construcción de destacamentos en plazas. “Si quieren armar un nuevo plan de reordenamiento urbano, si quieren cambiar la fisonomía de nuestros barrios, pues tendrán que discutirlo con los vecinos”, afirmó Quarracino.

Las excepciones al código de ordenamiento urbano, por caso, fueron una constante desde que Macri asumió, a pesar de que en la campaña de 2011 había prometido no hacerlo, a modo de diferenciarse de su antecesor, Enrique “Japonés” García.

Dejar una respuesta