Tragedia en el Delta: encontraron el cuerpo de Manuel Storani

Tragedia en el Delta: encontraron el cuerpo de Manuel Storani

El cadáver del hijo de Federico Storani fue hallado en el Río Luján, a la altura de San Isidro. El adolescente era buscado desde la madrugada del jueves, cuando la lancha en la que viajaba fue violentamente impactada por otra. Su mamá y otro hombre también murieron. Antecedentes con saldo fatal y reclamos por más controles a la navegación.

Compartir

Después de tres días de búsqueda intensa, el cuerpo de Manuel Storani, de 14 años e hijo del ex ministro radical Federico Storani, fue hallado anoche en el Río Luján, a la altura de San Isidro. El adolescente estaba desaparecido desde la medianoche del jueves, cuando un violento choque entre dos lanchas provocó la muerte de su mamá, Ángeles Bruzzone, y de un hombre que iba a bordo de la embarcación Shark II.
Esa nave habría sido la causante del desastre y era conducida por Pablo Torres Lacal, un reconocido decorador y comerciante. El hombre permanece internado en terapia intensiva en el Hospital Italiano y con custodia policial: fue imputado por homicidio culposo agravado. Podría corresponderle una pena de entre dos y cinco años de cárcel.

Manuel StoraniLas causas del accidente, sobre el canal Vinculación, aún son materia de investigación. La lancha donde viajaban la ex mujer y el hijo de Storani quedó partida al medio, mientras que la otra fue encontrada a 50 metros del lugar del choque, en tierra. “Esto no fue una fatalidad, no fue un accidente o un rayo que cayó. La lancha que los atropelló venía flameando, con un motor de 135 caballos de fuerza”, dijo ayer Storani a Radio Mitre, cuando todavía no había sido encontrado Manuel.

Dos tragedias, un año atrás

El violento choque que se llevó la vida de tres personas sacudió a la comunidad isleña, pero no fue el único caso. En abril de 2015, hace exactamente un año, dos accidentes con saldo fatal expusieron los riesgos de la falta de controles en la navegación por el Delta. El 2 de abril del año pasado Jorge Letamendía, de 43 años, murió al chocar su jet ski contra una lancha en Río Sarmiento. Apenas una semana después Víctor Hugo Zabala, de 63 años, perdió la vida tras el fuerte impacto de su lancha con otra embarcación particular. Olga, su mujer, resultó gravemente herida y permaneció largo tiempo internada.

“Con esto que pasó el otro día, ella revivió todo. Mi suegra estuvo internada en terapia intensiva, la operaron, pero ahora hay actividades que no puede hacer. Quedó mal de la cintura y una pierna, con lesiones. Todo el tiempo está pensando en que ya pasó un año y no pasó nada con la causa”, contó a este diario Iván Suárez, yerno de las víctimas. “El caso está en la fiscalía de Rincón de Milberg. Ya pasó un año y no tenemos ninguna respuesta. Se juntaron todas las pericias y se está llamando a indagatoria a (Santiago) Serantes, el conductor, pero él no está limitado para navegar”, se quejó Suárez.

no hagan olasSu familia participó de las marchas náuticas bajo la consigna “ni una ola más”, realizadas el año pasado para exigir más controles a Prefectura y concientizar sobre la importancia de navegar tomando medidas de precaución y respetando a las embarcaciones más pequeñas.

“No tienen proporción del arrastre de agua, del oleaje que provocan. No hay conciencia de que acá no tenés freno. Se piensan que navegar a la noche es como ir con el auto y no es así”, describió la isleña María Eugenia Romero. “Esa zona –donde se produjo el choque de la familia Storani- es como avenida Santa Fe, son los ríos por los que pueden ir los yates grandes, los cruceros. Es una zona muy turística, casi no vive gente. Te parás un domingo a las seis de la tarde y habría que poner semáforo, porque es un ida y vuelta constante donde no saben por qué mano tienen que ir, cómo pasar a otra embarcación. Prefectura debería replantearse la situación. El chaleco está bien, pero pasa por generar una consciencia de lo que es la navegación”, advirtió.

Dejar una respuesta